Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

El discurso electoralista de Durán i Lleida

Mario López Sellés (Madrid)
Mario López
viernes, 28 de diciembre de 2007, 14:06 h (CET)
Me sorprenden las últimas reflexiones de Duran Lleida sobre el tema religioso. Dice que no es partidario del laicismo aunque sí de la laicidad. Con los debidos respetos, he de aclarar al señor Duran que la laicidad es voz que no contempla el diccionario de la RAE, por lo que no puedo saber si estoy o no de acuerdo con él en este punto.

Lo que sí deja meridianamente claro el vademécum de nuestro acervo idiomático es el laicismo, al cual define como la doctrina que defiende la independencia del hombre o de la sociedad, y más particularmente del Estado, respecto de cualquier organización o confesión religiosa. El hecho de que el Estado sea independiente de las organizaciones o confesiones religiosas no significa que expulse el hecho religioso de la sociedad, como manifiesta don Josep Antoni. Ser independiente es establecer una relación biunívoca de respeto y expulsar es la acción violenta que niega el espacio común al diferente. Los socialistas españoles serán más antiguos que otros europeos por diversos motivos, pero no por su relación con el hecho religioso. Hay socialistas que profesan todo tipo de credos y los partidos de izquierda, en estos últimos años, han venido ejerciendo un respeto ejemplar hacia todas las organizaciones religiosas, y muy especialmente hacia la Iglesia católica. Respeto que ha tenido que sobreponerse a las continuas agresiones sufridas desde la Conferencia episcopal y que todavía estamos esperando a que se nos reconozca. Cuando el señor Duran Lleida afirma que Zapatero no es una expresión del socialismo sino del neorradicalismo, cae en un discurso grotesco que se le perdona por obedecer a la necesidad de satisfacer clientelas electorales. En cualquier caso, estas cosas no deben afear la imagen de uno de los políticos más brillantes y necesarios de nuestro país.

Noticias relacionadas

La conciencia, un instrumento muy útil para la vida

Cuando el ser humano fallece, la energía que ha estado emitiendo no se destruye

Maduro, Sánchez y el desmadre separatista

“Sé consciente de la diferencia entre análisis amigable y crítica destructiva. Observa si el propósito de tus palabras es ayudar, desahogarte o hacer daño” Napoleón Hill

Arte sacro

El arte sacro sirve para neutralizar la gravedad de la idolatría

La amenaza de una proposición de ley

La ideología de género es un ataque a nuestras mismas raíces

Campaña independentista en Cataluña

Ya ha comenzado el pasado jueves la campaña por el sí a la independencia
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris