Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Noticias Ciudadanas X   -   Sección:   Opinión

¿Samurais?

Hiroit
Hiroit
@hiroit
jueves, 27 de diciembre de 2007, 01:33 h (CET)
A mediados del siglo XIX, Utagawa Kunisada ya era un gran grabador japonés antes de la rebelión de los samurais que empezaron a perder su inercia ante el avance de las armas. La “inercia” es la dificultad que tiene todo sistema, físico o social, para cambiar su Estado. Estamos a la espera de ver cambios en el estado del Estado gracias a ciertos acontecimientos de diverso signo que influirán decisivamente el 9 del 3 del 2008. Sumados, terminan en 1 como el Gordo de Navidad. Nuestro agradecimiento a una Juez y a quienes no disimulan pues han puesto en juego una nueva sentencia-fuerza. En la pintura de Kunisada se ve a los actores despidiéndose, cosa que esperamos que suceda pronto en el caso del…





X-1: … ciudadano Moratinos que esperaba ser Ministro de Agricultura ha averiguado que en Cuba se descubrió el ”invento” que complementaría la casa verde de Zapatero: una vaca enana que surta de leche a la familia; la cabra. Sólo hay que esconder los deberes de los niños. No se le aprecia… influencia alguna en su inercia; sigue igual de sonriente.
b>X-2: el ciudadano Solbes que ”lamenta se haya sacado de contexto la propina”. Los españoles lamentaremos sus desviaciones presupuestarias. Su inercia es un poco lenta pero… de poderosas consecuencias caóticas. Si siguiera de Ministro de Economía con grado de “samurai” muchos españoles practicarían el seppuku o suicidio ritual.

X-3: el ciudadano Juez Del Olmo, votará por correspondencia desde París, se disfraza cada día de “clochard” al salir de la Sorbona Ya le ha salido barba; a ver si le salen luces. Pero lo mejor es que ha dicho haber tenido ganas 14 0 15 veces de tirar la toalla durante la instrucción del 11M. ¡Será guarro! Pues ya podía haber cambiado de toalla.

X-4: el ciudadano cubano, súbdito, Lorenzo Menéndez, solicita asilo. El joven turco, X-1, le ha comentado que si ganan las elecciones solamente necesitaría el VºBº de Castro; el problema reside en adivinar si se refiere a la firma de Raúl o a Fidel Castro.

X-5: el ciudadano juez sentado en el sol y sombra del coso de la Audiencia, Bermúdez, ante el feroz ataque de Pedro Jota en El Mundo (que, sin embargo, no dice nada del pastón que esta ganando con le propaganda “Gobierno de España”), ha perdido la ocasión para que no percibieran queridas fuerzas ajenas que alteran la inercia judicial de obligada sensatez y pide tarjeta roja (ataque al mensajero) que el partido lo está perdiendo.

X-6: El ciudadano “indicios” Rubalcaba ¡qué les voy a decir que no sepan! continúa tejiendo los indicios para el momento oportuno de mostrarnos “el Imperio de la Ley” y todas esas cosas que dice sin reír la Vicepresidenta. El problema es que X-7 le ha estropeado el invento pues ya nadie se cree el invento del señor ANV con el pulmón derecho con cáncer etarroide y el izquierdo con sólo unos humos de “celtas”. Y eso que ya nos dijo el Supremo que si el fiscal traidor hubiera puesto a todos en la parrilla de salida habrían salido todos churruscados. Claro, siempre hay periodistas a sueldo ocultando lo que no interesa de la sentencia. Su inercia es siempre calculada por… intereses.

X-7: La ciudadana Ángela Murillo, juez, estrella Sirio por Navidad, se ha cargado la trainera de ETA y todas las inercias lentas de X-6, las estratégicas de su ministro Bermejo, y las deformantes en toda la cara del Fiscal General que parece entrar en el túnel del viento. No digamos la inercia de algunos vascos y vascas como X-8 y Cía.

X-8: El ciudadano. Presidente de la Comuna vasca y del resto de vascos, Ibarretxe, acusan el torpedo que les envía X-7 aunque su Consejero de Justicia (¡de Justicia!) intenta tapar con frases contundentes (o sea, injuriosas) el hundimiento; tanto, que le han valido una querella. Nada les importa ya; la fuerza del torpedo les ha aproximado a las ovejas descarriadas de la capucha. Han perdido su virginal inercia. Punto e vírgola, il capo… es el “momento de la inercia”: la “masa” de vascos y vascas girando alrededor de ETA.

X-9: El ciudadano Javier de Paz, joven turco y contrapeso de Pizarro en Telefónica nos demuestra como sigue imparable la inercia del sistema financiero español trufado por la política. ¿Cómo si no iban a librarse entonces de la Ley cuando llegan las duras en los Tribunales a los maduros? Aquí si que no hay madero ni juez que valga. Hubo uno y terminó en el banquillo para deshonra del sistema judicial entero. Es que los jueces entienden poco de inercia; no son ingenieros (de los arquitectos, ni hablo).

Y-10: la ciudadana Soledad Mestre, delegada del Gobierno en Madrid va a ser propuesta en el próximo Gobierno de España como Ministra de la Lengua pues lo de la Academia no se mueren y hay que premiar su contribución al descubrimiento castellano del siglo. “Atraco, asesinato y robo con alevosía, violencia extrema, nocturnidad y mal aliento es una complicación”. Encontrar policías en Madrid es como buscar trufas bajo el asfalto de la Gran Vía. No preocuparse, vamos mejorando; antes el Delegado te enviaba policías a detenerte a tu casa; ahora sólo están ausentes.

Z-XIV: El ciudadano, Gobierno de España (para resumir), viaja en AVE y con la pesada carga de España a cuestas. Hay que vencer la inercia de más de tres años de política discutida y discutible. A ver quién es más español que parezco el Gordo de Navidad repartiendo millones a la prensa nacional. Menos mal que la policía bloqueó todos los pasos a nivel que si no, no hubiera llegado en una hora a Valladolid. Allí, en la estación pucelana sólo había gente con carnet del PSOE que en estos tiempos los trenes ya no silban ni hacen ruidos molestos. Retirados los policías de todos los pasos yo me vuelvo en avión. No; no voy a repetir lo del “conejo”. ¡Sonsoles! Por favor, un “fino” que en Málaga me van a cantar cuarenta villancicos para ver si se le pasa el disgusto a Chaves.

Noticias relacionadas

La prueba de las banderas, ya innecesaria

J. LLano, Madrid

Nosotros estamos en lo cierto y ellos equivocados

G. Seisdedos, Valladolid

El nacionalcatolicismo, la póliza especializada

A. Alonso, Madrid

Democracia es mucho más que poner urnas

M. Palacios, Lleida

La tribu como autodefensa

V. Rodríguez, Zaragona
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris