Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   El crisol   -   Sección:   Opinión

¿Tan sobrados están?

Pascual Mogica
Pascual Mogica
domingo, 23 de diciembre de 2007, 07:59 h (CET)
Al parecer los obispo consideran que la Iglesia va bien de parroquianos, vamos, que andan sobrados, y por ello permiten que sus subalternos, los sacerdotes, no todos, aunque estos son los menos, se dediquen, con sus actitudes un tanto personalistas en lo que a la interpretación de la aplicación de las directrices eclesiásticas se refiere, a “espantar” a la clientela.

Recientemente el cura de una parroquia gallega negó la Primera Comunión a un niño con el síndrome de Down argumentando que para recibir la Comunión el Derecho Canónico exige estar en el uso de la razón. ¿Tiene uso de razón un bebé para recibir el Bautismo?

Recordamos episodios protagonizados por sacerdotes que con su manera de actuar no hacen más que dañar a la Iglesia, ya de por sí bastante dañada por la actitud de algunos de sus obispos, y recordando llegamos a rememorar casos tales como el de aquel catedrático de Teología, Gonzalo Gironés, que dijo aquello de que las mujeres maltratadas “provocan con la lengua”. O la decisión del Arzobispado de Santiago de prohibir ser padrinos a divorciados y parejas de hecho. O aquella otra decisión de la Comisión Teológica Internacional de “cerrar el limbo” y de que en adelante los niños sin bautizar irán al paraíso. O aquella noticia que publicada el diario “El mundo” de que un cura se había negado a dar la Primera Comunión a un niño con espina bífida por considerar que el niño no era consciente de lo que iba a hacer y por tanto de qué serviría hacerlo. O aquella otra noticia publicada en El País relatando aquel intento, por parte de un cura de un pueblo de Toledo, de indisponer a los padres contra la asignatura de Educación para la Ciudadanía amenazándoles con no impartir catequesis a los niños que cursaran esta asignatura y por tanto privarles de comulgar.

No puedo llegar a entender estas actitudes y estas formas de proceder cuando desde hace años los obispos vienen asegurando que la fe atraviesa horas bajas en España, aunque yo pienso que no es la fe en Dios la afectada si no la fe de las personas en aquellos que dicen representar a Dios en la tierra. Esto nos lleva a la conclusión de que esa queja de los obispos de que desciende la matrícula de alumnos de Religión por motivo, según los obispos, de que ello es producto de la polémica entre Iglesia y Gobierno, yo no veo polémica alguna por parte del Gobierno, al contrario, creo que este está cediendo demasiado, esa queja pretende ser una especie de cortina de humo para enmascarar los múltiples errores que están cometiendo los obispos que el problema que tienen es que no son designados por el propio Dios, yo creo que Dios está pensando en despedirlos a todos, si no que se eligen entre ellos mismos y ahí tenemos las consecuencias de que Blázquez sustituyera a Rouco y de que ahora Rouco quiere volver a ocupar la presidencia de la Conferencia Episcopal Española. Yo creo que el ansia de poder, la ambición por estar por encima de todos hasta el extremo de llegar a creerse que son una divinidad, me refiero a los obispos y en especial a Rouco Varela, su soberbia y su falta de humildad es lo que más daño le está haciendo a la fe y a la Iglesia.

Noticias relacionadas

Memoriosos caprichosos

Convertimos en caprichos peligrosos, lo que debieran ser ayudas documentales

Para reforzar relaciones comerciales

V. Abelenda, Girona

El Estado se lava las manos

G. Seisdedos, Valladolid

Educación trasvasada... Educación utilizada

A. Alonso, Madrid

Cataluña, cromos y culpa

V. Rodríguez, Zaragoza
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris