Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Política   Ayuntamientos   -   Sección:   Opinión

Los profesionales

ZEN
lunes, 27 de julio de 2015, 06:50 h (CET)
En estos momentos en los que los nuevos ayuntamientos hace apenas poco más de mes y medio que se han constituido y en los que en la mayoría de los casos hacía lustros que gobernaba el mismo partido se está produciendo un efecto muy curioso consistente en la evolución de las relaciones entre los fijos (los funcionarios) y los interinos (los políticos). Y es que resulta lógico que en ayuntamientos en los que hacía veinte o veinticuatro años el partido hegemónico obtenía mayorías absolutas o al menos suficientes para gobernar con holgura ahora estén en la oposición, y que los que siempre habían sido los que estaban “dando por saco” (permítanme la expresión para clarificar la idea con menos palabras) sean ahora quienes dan las directrices políticas es lógico que generen ciertas tensiones, miedos y recelos mutuos.

La experiencia en muchos años asesorando a ayuntamientos de todos los colores y haber participado como observador en cambios de este tipo me ha demostrado que es un proceso de acomodación que se produce rápidamente. Viene a ser aquello de que “hablando se entiende la gente” o “el roce engendra cariño” no sé, una de las dos. Me contaban que en un Ayuntamiento el nuevo Alcalde y el equipo de gobierno tuvieron que entrar a las dependencias más solos que la una. Que no hubo ningún funcionario, ni siquiera el Secretario General, que los recibiera. Sin embargo, pasadas las horas empezaron a construirse puentes de entendimiento entre los nuevos responsables y los funcionarios. Y es que, en realidad, los unos y los otros están condenados a entenderse. Y si no es así, siempre hay soluciones alternativas.
Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

hasta qué punto falla la vigilancia

Este artículo de opinión es el segundo de cuatro para analizar el fenómeno de los refranes

Cataluña intenta desprestigiar a España

¿Hasta qué punto falla la vigilancia?

Quebrantos delictivos

Si diluimos las normas, diluimos las leyes y diluimos los razonamientos; nos evaporamos como personas

Amnistía Internacional y los tres de Altsasu

La Doctrina Aznar

La dignidad de una generación

La generación de nuestros mayores es la que vuelve a alzar su voz para vergüenza de quienes callan
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris