Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Artículo opinión   -   Sección:   Opinión

Zapatero echa al independiente Marín

Wifredo Espina
Wifredo Espina
@wifredoespina
sábado, 22 de diciembre de 2007, 00:47 h (CET)
De forma humillante y a destiempo, Zapatero ha echado a Marín de la presidencia de las Cortes. Soberbio talante, que intenta ocultar un talante de soberbia malamente enmascarado, con cierto éxito, por una sonrisa de plástico y una pose engañosamente humilde. Lo que no ha sabido hacer, quizás porque no le es propio, el Registrador de la Propiedad, el aparente adusto Rajoy.

A destiempo y de forma humillante Zapatero ha puesto virtualmente en la calle al presidente del Congreso, Manuel Marín, porque no ha esperado las elecciones de marzo ni su resultado para proclamar proféticamente que será substituido por José Bono, personaje tan respetable como sinuoso, que le puede dar votos del sector moderado.

Lógicamente, Manuel Marín se ha sentido profundamente dolido, hasta anunciar que abandona la política, deseando al pleno del Congreso que la próxima legislatura no sea “tan dura y ruda” como la que le ha tocado presidir.
Y ha sentido la necesidad de reivindicar su “independencia y autonomía de decisión” ante el feo que le ha hecho Zapatero.

"Durante esta Legislatura –ha dicho- yo he querido mantener en todo momento mi principio de independencia y de autonomía de decisión, y yo sé que lo he hecho en muchos momentos con energía, e incluso con vehemencia", sabiendo que "en la vida, actuando con independencia y autonomía de criterio, inevitablemente entraba en el espacio de los roces".

Podrá valorarse distintamente, creo que positivamente, la actuación de Marín como presidente de la Cámara, y la adecuación al cargo de su “energia y vehemencia” en algunos momentos de esta legislatura “dura y ruda”. Pero su esfuerzo de independencia y autonomía de criterio y decisión es de agradecer y encomiable. No es ningún despropósito dudar que lo pueda ocurrir con el sinuoso José Bono, si es que llegara a presidir las Cortes. Su talante de sensato y bonachón no logra tapar sus mañiciosas astucias y mentirijillas con agua bendita.

Hojalá en todas las instancias de la política institucional predominara este espíritu y esfuerzo de “independencia y autonomia de criterio y decisión” de que ha hecho gala Marín. Y también, naturalmente, en todos los cargos y organismos de los medios de comunicación públicos (televisiones y radios estatales y autonómicas), La voracidad de los partidos y el partidismo de sus personajes hacen generalmente lo contrario. La tensa situación creada en ocasión de los nombramientos de los altos cargos para la televisión y las radios catalanas, con componendas secretas entre partidos para colocar a sus hombres de confianza o comisarios políticos, no auguran ninguna esperanza.

____________________

Wifredo Espina, periodista y exdirector del centre d’Investigació de la Comunicació.

Noticias relacionadas

Propia imagen

El derecho al honor y a la propia imagen es un derecho protegido por la Constitución

Salvar Cataluña ¿Voto útil para Ciudadanos?

Errores de apreciación del PP pueden acabar con un retorno a la situación previa a la aplicación del Artº 155

El mundo material es la escoria, el Más allá la realidad

El cuerpo del alma está constituido por una estructura de partículas

La epidemia de la desesperación

Un pueblo desesperado es un pueblo sin futuro

Cataluña sigue en la cuerda floja. El separatismo sigue vivo

Seguimos pensando que la situación catalana está muy lejos de solucionarse
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris