Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos P√ļblicos Viajes y Lugares Display Tienda Dise√Īo Grupo Versi√≥n m√≥vil

Opinión

Etiquetas:   Con el telar a cuestas   -   Secci√≥n:   Opini√≥n

Se perdona mientras sea matina, perdón, se ama, Tina

√Āngel S√°ez
√Āngel S√°ez
jueves, 20 de diciembre de 2007, 03:34 h (CET)
Quien sigue desde hace alg√ļn tiempo mi trayectoria literaria, quiero decir, lee asiduamente lo que tiene a bien trenzar servidor, no desconoce que el susodicho tiene la sana costumbre o ub√©rrimo h√°bito de dejar todas las noches, antes de acostarse y leer, dec√ļbito supino en la cama, un n√ļmero indeterminado de p√°ginas (por lo general, entre diez y treinta; aunque no puede negar que, extraordinariamente, hay noches que lee tres, y otras, cien), encima de su escritorio, un folio en blanco, por si a Ezequiel, su √°ngel prof√©tico, le da por gravitar alrededor de la capital de la ribera ibera de Navarra y dejarse caer por su casa, cosa que suele hacer con una desconcertante puntualidad.

Bueno; pues hoy, nada m√°s levantarme, me he encontrado con un texto, dividido en dos p√°rrafos (el primero lleva la firma de Tina √Ālvarez y el segundo la de F√©lix Unamuno):

‚ÄúComo una estrella fugaz; as√≠ ha sido nuestro encuentro, el de los dos eviternos amigos. Eso dec√≠amos, al menos, que √©ramos, pues est√°bamos empezando a construir una amistad sincera, verdadera, que dese√°bamos, como √≠ngrimo anhelo, que nos encontrara siempre hermanados en el futuro. Por una torpeza m√≠a (que no me perdono, pero que fue urdida sin maldad), quise escribir una cosa y sali√≥ otra, te ofend√≠ gratuita y gravemente; y este jumelage nuestro, que acababa de echar a andar, se quebr√≥ (¬Ņse rompi√≥, √Āngel, definitivamente?) o qued√≥ en agua de borrajas o cerrajas. Me duele mucho, porque te sigo admirando y te sigo queriendo; y nada de cuanto me digas o escribas va a cambiar eso. Yo s√© que has sufrido mucho; yo, √Āngel, puedes creerme, tambi√©n, pero no es excusa para hacerte da√Īo a sabiendas, porque lo que s√≠ quiero que tengas claro es que, si tal hecho ha sucedido, ha sido sin querer. No me gustar√≠a ser yo la que te hiciera sufrir a√ļn m√°s de la cuenta. S√≥lo te abrazo (si me permites) y te pido perd√≥n por la ofensa que te hice. √Čsta, que es la menda, es lo suficientemente zafia como para hacer cosas sin pensar, pero, tenlo, asimismo, por cierto y presente, sin un √°pice de voluntariedad en la maldad; y puedes estar seguro de que te respeto y acepto tu decisi√≥n, sea la que sea. Te estoy muy, pero que muy agradecida, por todo lo bueno que me diste, tus ense√Īanzas y tu coraz√≥n. As√≠ que, a pesar de la distancia, a mi querido ‚Äú√°ngel‚ÄĚ le mando, repleta y con forma de coraz√≥n, mi cajita de abrazos c√°lidos, de efectos ben√©ficos, prodigiosos‚ÄĚ.

‚ÄúF√≠jate si te amaba (y amo), Tina, que firm√© contigo (con nadie antes, desde que me naci√≥ la vocaci√≥n o tengo conciencia y h√°bitos de escritor, lo hab√≠a hecho) uno de nuestros textos (espero que urdamos muchos otros); f√≠jate si te amaba, que pens√© que podr√≠amos ennoviarnos y hasta casarnos (siempre que nos compenetr√°ramos, claro). Quiero decirte que tienes una voz preciosa; y que el otro d√≠a me pillaste profunda, extensa e intensamente cabreado, muy enfadado. Deb√≠ decirte lo de tu timbre de voz entonces (parec√≠a el de una f√©mina m√°s joven, de veras), pero ¬°si ni siquiera lograba transmitirte mis ideas de lo molesto que andaba! Cre√≠a haberme comportado de manera generosa y (exceptuando el episodio de marras) leal contigo y me pagabas con la misma o id√©ntica moneda, arrobas de desconfianza, que me hab√≠a devuelto la persona con la que pensaba estar viviendo mi Amor, pero que, a la postre, devino una surtida colecci√≥n de timos, previamente a que tomara carta de naturaleza, fondo y forma el que siento por ti; persona (mejor, demonio), itero, que a√ļn sigue largando por ah√≠ y dejando constancia de que no existes, como tampoco Jes√ļs, otro de mis escoliastas, primo segundo o tercero (mi padre y su abuelo eran primos carnales o primos hermanos, dicen otros) m√≠o. Puede sonar raro y hasta absurdo, pero yo ya hab√≠a hecho un hipot√©tico viaje a la Rep√ļblica Oriental del Uruguay (de manera virtual, por supuesto) para conocerte, y me hab√≠as gustado un mont√≥n, quedando servidor encantado. Perm√≠teme que discrepe contigo, Tina. Tal vez naci√≥ entre nosotros una relaci√≥n de amistad cuando me llamaste la primera vez por tel√©fono, pero yo ya te ve√≠a como mi m√°s que probable y futura compa√Īera (y en m√°s de un sentido). Escr√≠beme qu√© es lo que quisiste decirme. Y perd√≥nate a ti misma, porque yo ya lo hice (y es que se perdona mientras se ama). Yo tambi√©n comet√≠ otra gran torpeza, quiz√° peor que la tuya, pues incluso ten√≠a trazas o visos de traici√≥n, y me perdonaste ipso facto. Yo tambi√©n te sigo admirando, √©sa es una parte importante o uno de los resplandores m√°s reverberantes del verdadero Amor. Me puedes dar todos los abrazos que quieras (preferir√≠a que fueran reales, pero, entre los virtuales, se pueden hallar algunos casi tan reales como los tales y acaso hasta m√°s aut√©nticos); sobre todo, por esta raz√≥n de peso, porque a ratos los echo de menos o extra√Īo, porque noto que los necesito. Creo que, entre tus palabras y las m√≠as, podemos urdir nuestra segunda colaboraci√≥n. ¬ŅQu√© te parece si es √©sta?‚ÄĚ.

Tina √Ālvarez y F√©lix Unamuno

Noticias relacionadas

Heroínas antifascistas de ayer y hoy

Irracionalismo independentista

El ejecutivo ha hecho valer su legítimo poder para parar el incumplimiento del ordenamiento jurídico

El oto√Īo de la verg√ľenza. Espa√Īa amenazada

La excesiva tolerancia y el desconocimiento de la verdadera amenaza que representa para Espa√Īa el separatismo catal√°n, atenazan al Gobierno

Al sol y a solas

Patios o cómo está el patio (I)

Disyuntivas crueles

¬°Nos asaltan a mansalva! ¬ŅEncontraremos el seso suficiente para afrontarlas?
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris