Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

¿Es la Navidad de hoy la Navidad de Belén?

José Vicente Cobo
Vida Universal
jueves, 20 de diciembre de 2007, 02:05 h (CET)
Anochece más temprano y hace mucho frío. La lluvia empapa la tierra, pero nosotros los animales, que tenemos que vivir a la intemperie, pedimos a los seres humanos: «Ayudadnos para que también tengamos un techo sobre nuestras cabezas, al igual que lo tenéis vosotros y como lo tuvieron los animales en Belén.

Sentid en vuestro corazón, oh hombres. Sentid que somos vuestros pequeños hermanos animales. En el tiempo oscuro del año, en el que muchas veces está helada la tierra, apenas hay alimento.

Por favor, por favor, ayudad para que personas que aman a los animales construyan refugios y nos puedan dar alimento. Ayudadnos para que los cazadores y tramperos no puedan sacar provecho de vosotros los hombres con su manera brutal y cobarde de dispararnos y cazarnos. Tan pronto nuestros cuerpos muertos no tengan utilidad como asados festivos, no existirá motivo alguno para seguir matándonos.

Nosotros animales os pedimos de todo corazón: No comáis nuestra carne. Cuando se reduzca el consumo de carne a consecuencia de ello, se irá reduciendo la violencia en los bosques y campos.

Por favor, por favor, no nos comáis. No permitáis que vuestra fiesta de Navidad sea una fiesta de matanza, sino dejad que sea una fiesta de Belén. María y José no mataron a los animales en Belén para su bienestar corporal. Ellos amaban a los animales y los animales a ellos. El buey y el asno regalaron calor y dieron gustosos su pesebre para el niño Jesús.

Los animales en el pesebre de Belén tenían un refugio, un techo sobre sus cabezas. Por favor, por favor, ¡ayudad para que también en los bosques y campos surja Belén!»

Noticias relacionadas

No todo se solventa con la prisión

Hay penas que sólo pueden penarse en familia

Renovarse o morir

Desde la militancia apelamos a la honestidad personal e intelectual del futuro líder, su competencia política y su lealtad a una España sin fisuras ni frivolidades nacionalistas

Amenazas para España: separatismo, feminismo combativo y Justica populachera

“Resulta que no sirve de nada que se cierren las heridas si se cierran con la mierda dentro” Nerea Delgado

Opus Dei: Comentario crítico a una carta (XIX)

El deseo de dar de comer todos los días a los de la propia familia consigue lo que no hace la convicción

Ser estoico

El libro de Massimo Pigliucci titulado Cómo ser un estoico nos hace reflexionar sobre la conducta
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris