Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Mujeres del Siglo XXI   -   Sección:   Opinión

Eduardo Verástegui vuelve a ser noticia

Remedios Falaguera
Remedios Falaguera
martes, 18 de diciembre de 2007, 23:45 h (CET)
Leo con satisfacción que Eduardo Verástegui vuelve a ser noticia.


El productor y protagonista de la película Bella nos revela en una revista para adolescentes que, antes de la filmación y como parte de la investigación, decidió ir a una clínica de abortos para hablar con alguna chica. “Cuando llegué empecé a ver a estas chicas entrando. Niñas de 15 a 23 años, en su mayoría latinas… ¡No pude ni hablar! Obviamente ni decirles ‘Fíjate que estoy haciendo una película, me gustaría saber el dolor que traes para…’ ¡No pude! Me quedé mudo y lo único que hice fue observar la gente que estaba fuera tratando de convencerlas con sus panfletos, con todo lo que les estaban contando”.

Al final terminó hablando con una joven que le había reconocido por sus culebrones. Eduardo le enseñó un video pro vida, le habló de la belleza de ser portadora de una vida,… y al final la joven se subió al coche de su marido, y no aborto.

“Una de las excusas que tenían para abortar era que la niña anterior había salido con los ojitos un poco malos. El segundo hijo les salió con una burbuja en la cabeza y pensaron que el tercero también les iba a salir así. Y nada, gracias a Dios el tercero fue el que salió físicamente sano. Ha sido la cosa más bella que he hecho en toda mi vida… Fui a visitarlos y pude cargar al pequeño Eduardito. Por la gracia de Dios, tuve la oportunidad de salvar a ese bebé”.

Esto me ha hecho recordar que hace unos meses, coincidiendo con el estreno de Bella, escribí un artículo sobre este “cuerpazo” tan sensato, del que transcribo lo siguiente.

Me proponía escribir un artículo sobre la película mexicana “Bella”, ganadora del People´s Choice Award del Festival Internacional de Toronto, de la que su joven director Alejandro Gómez Monteverde nos aseguraba en una entrevista que quiso “hacer una película de amor que tocara los corazones de la gente… ese tipo de amor que va más allá de los escenarios románticos, una historia de amor entre dos seres humanos, permitiendo a los personajes experimentar el amor que comprende y no juzga. En ‘Bella’ vemos tres almas quebradas; su lenguaje es el dolor que llevan dentro. Sin embargo, José (protagonista principal) sabe que su familia puede ser una medicina para aliviar ese dolor. Todos tenemos familias y al final nuestras familias juegan un papel enorme en lo que somos. Creo que la familia es el fundamento de lo que uno es”.

...

Pero, les debo confesar que después de regalarme la vista con la foto del protagonista principal, Eduardo Verástegui, mi intención se fue al traste. ¿Qué quieren que les diga? Una no es de piedra.

Además de modelo, cantante y un actor, que se perfila como una de las nuevas estrellas del cine latino en Hollywood, este joven “cuerpazo”, con unos ojos de impacto que nos abre su corazón sin reservas, no puede pasar desapercibido. Es más, tiene todas las cualidades que una madre desea para el futuro marido de sus hijas.

Mas aún, debo reconocerle una valentía que cautiva y sorprende cuando nos confiesa, sin ningún rubor y sin “cortarse un pelo”, que “buscó la felicidad en la fama y el éxito pero, al cabo de varios años de perseguir este sueño, se dio cuenta que estaba “vacío” y ciego en la vanidad y la soberbia”, aunque ahora está “dispuesto a “vender tacos” en Tamaulipas, su pueblo natal, con tal de ser fiel a sus principios morales”.

La razón de este cambio en su vida la tiene muy clara: “Creo que las oraciones de mi madre han tenido mucho que ver en todo esto, Ya sabes lo que se dice: ‘No hay nada más poderoso que las oraciones de una madre por sus hijos’. Después de ver mi caso, estoy convencido de ello. Todo el cambio que he experimentado en mi vida, las personas nuevas que se me acercaron en mi crisis, no me cabe duda que han sido fruto de las oraciones de mi madre”.

“Si el día de mañana voy a casarme y tener hijos, que mis hijos estén orgullosos de su padre. Si voy a llevar una vida íntegra, voy a ser radical. No me gustan las medias tintas. Sea quien sea quien esté detrás del mejor proyecto, no voy a hacer nada que vaya contra mis principios porque, si acepto, es venderme y volveré a acabar viviendo una mentira”.

...

Ahora me entienden, ¿verdad?

Noticias relacionadas

El nefasto cuento de la lechera del separatismo catalán

“Es lastimoso que seamos seducidos por nuestras propias bufonadas e invenciones” M.E de Montaigne

Sin retorno

a locura melancólica no tiene sentido; pero el reto del progreso no admite enajenaciones

Sardana catalana en el Club

Convocados Meritxel Batet, Francesc Carreras, Juan Carlos Girauta, Juan José López, Josep Piqué y Santiago Vila

Chiquito

Un ángel más nos ha abandonado este fin de semana

Las familias requieren de un bienestar social

Hace falta más coraje para combatir intereses mezquinos
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris