Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Cesta de Dulcinea   -   Sección:   Opinión

El otro ¡Pedrooooo...!

Nieves Fernández
Nieves Fernández
sábado, 15 de diciembre de 2007, 23:29 h (CET)
He querido comenzar así este artículo, casi con la misma alegría que la actriz Penélope Cruz lo gritara en su momento el día de los Oscar, por eso antes de nada, y para que no haya equívocos, confesaré que se trata de otro Pedro, también nacido en Calzada de Calatrava (Ciudad Real), de otro artista, de otro famoso creador que va dejando su nombre por ahí tras los renglones que escribe, renglones que le son premiados y que por supuesto publica en las mejores editoriales, ya sean estos en verso o en prosa. Estamos hablando en concreto de quien para el mundo del celuloide y para otros mundos donde se tienen los pies más o menos en el cielo o en la tierra es ya un poeta consagrado pese a su juventud, hablamos del poeta y novelista Pedro Antonio González Moreno.

Desde aquí no oculto mi admiración por el primer “¡Pedrooooo...!, como ya lo he expresado en varias ocasiones en estas mismas líneas, pero quiero decir que mi admiración no es menor por este otro ¡Pedrooooo...! tal vez menos reconocido en los medios pero que pasito a pasito va rodeándose de importantísimos reconocimientos.

Reconocimientos como el Premio de Poesía Manuel Alcántara 2007 al mejor poema, tal vez uno de sus premios más recientes, pero desde hace décadas viene cosechando premios literarios importantes como “Señales de ceniza” (1986), Premio Joaquín Benito de Lucas, publicado en la colección Melibea; “Pentagrama para escribir silencios” (1987), accésit del Premio Adonais; “El desván sumergido” (1999), Premio Francisco de Quevedo, publicado por la editorial Libertarias; y “Calendario de sombras” (2005) Premio Tiflos, editado por la colección Visor.

De este libro entresaco una estrofa del último de sus poemas para este sábado “Al sol y a solas”: “Nos sorprenden los sábados/ con una claridad distinta en las cortinas./ Una mantel en la mesa para cubrir las sombras,/ y en los ojos el brillo de un paisaje de zócalos/ y de hierbas muy altas;/ la sorpresa del sábado/ es saber que, de pronto, puede abrirse una puerta/ para que salga un poco del dolor que nos sobra.”

Tiene razón el poeta, puede que a todos nos sobre un poco de dolor, dolor que hacemos salir junto a nosotros los sábados, antes de tomar la siguiente semana para tomar el tiempo de nuestro calendario y tomar más dolor si cabe, pero seguro que la semana es menos dolorosa, más bella y liviana si leemos a este calzadeño residente en Madrid. Pedro Antonio nos ofrece sus escritos, echa de menos que no se le conozca más en su tierra, que no se le lea en su patria chica. Sin embargo, el poeta está próximo, está junto a nosotros en sus escritos, invitándonos a indagar en ese dolor que le sobra, como a todos. Pero no todo es dolor, no todo es poesía, hace unas semanas presentó su novela en Madrid, novela publicada y premiada por la Editorial Calambur “Los puentes rotos” (Premio Río Manzanares de Novela).

Por mi parte, me hincho de alegría, como la genial Penélope Cruz, desde estos puentes a veces rotos y a otras veces reconstruidos de La Mancha, y por su estupenda carrera literaria, darle la enhorabuena. ¡Pedro Antoniooooo....!

Noticias relacionadas

Para reforzar relaciones comerciales

V. Abelenda, Girona

El Estado se lava las manos

G. Seisdedos, Valladolid

Educación trasvasada... Educación utilizada

A. Alonso, Madrid

Cataluña, cromos y culpa

V. Rodríguez, Zaragoza

Rajoy da alas a los separatistas

E. Díaz, Madrid
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris