Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Presos de la libertad   -   Sección:   Opinión

A vueltas con el canon digital

Eduardo Cassano
Eduardo Cassano
@EduardoCassano
sábado, 15 de diciembre de 2007, 09:58 h (CET)
Esta semana se ha aprobado una enmienda en el Senado que obliga al Gobierno a eliminar el polémico canon digital. Los usuarios se muestran satisfechos y los autores, como no podía ser de otro modo, han empezado a protestar.

Un centenar de ellos han firmado un manifiesto a favor del canon digital, con la esperanza de que siga aplicándose. Para quien no lo sepa a estas alturas, se pretendía cobrar en los cd´s y dvd´s vírgenes (que ya tenían un canon anterior), teléfonos móviles, reproductores MP3/MP4, fotocopiadoras, impresoras, etc. Con decir que la SGAE factura al año con este concepto más de 110 millones de euros queda todo dicho.

A veces me pregunto si no es suficiente pagar más de 7 euros por ver una película en el cine y que, detrás de las elaboradas campañas de márketing, resulte ser muy mala. Ni como pagar más de 20 euros por un disco, que además en muchas ocasiones se venden las mismas canciones una y otra vez en los interminables recopilatorios, tampoco sean suficientes para que los autores puedan subsistir, de forma digna, y ganarse el pan como realmente lo hacen ; en los conciertos. Pero no, hay que sacarle los ojos a los mileuristas –los que tienen suerte de serlo-, y exprimir al máximo sus carteras.

Me parece totalmente injusto que una persona que se permite el lujo del cine, o compre de forma legal un DVD o un CD, encima tenga que pagar un canon a las compañias -porque los artistas apenas ven el dinero de las ventas- por hacer una copia de seguridad de su disco duro ; sin archivos ilegales, ni nada que se comercialice de ningún otro modo. Me parece una vergüenza que además se quiera aplicar el canon a un teléfono móvil, por el simple hecho de que pueda usarse para escuchar música, y que personas como yo –que sólo lo usan para llamar o enviar sms- tengamos que pagar por algo que ni siquiera vamos a utilizar.

Lo peor es que en el manifiesto los autores han justificado su derecho a la compensación equitativa (canon digital) -un eufemismo de pirateria legal-, diciendo que ahora los usuarios no podrán hacer copias privadas de las obras que –se supone- han comprado. Es decir, mientras se pague un canon, descargar música y películas estará mal visto, pero será legal. Se hace la vista gorda. Entonces, ¿en qué quedamos, luchamos contra la pirateria o como no se venden los discos suficientes sólo se trata de aprovecharse y e intentar vivir de ella?

Noticias relacionadas

Memoriosos caprichosos

Convertimos en caprichos peligrosos, lo que debieran ser ayudas documentales

Para reforzar relaciones comerciales

V. Abelenda, Girona

El Estado se lava las manos

G. Seisdedos, Valladolid

Educación trasvasada... Educación utilizada

A. Alonso, Madrid

Cataluña, cromos y culpa

V. Rodríguez, Zaragoza
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris