Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   El crisol   -   Sección:   Opinión

Guardián y custodio

Pascual Mogica
Pascual Mogica
jueves, 13 de diciembre de 2007, 08:26 h (CET)
Quien les iba a decir a los obispos que tanto protestaron y criticaron, y lo siguen haciendo, la Ley de la Memoria Histórica, que esta ley les iba convertir en guardianes y custodios de los últimos vestigios del franquismo. Para ello basta con que la Iglesia invoque razones artístico-religiosas para no tener que retirar de sus edificios símbolos que recuerden a la Guerra Civil o a la Dictadura.

Lar verdad es que no se cuanto de artístico y religioso puede contener algo que esté relacionado con la figura del Dictador, desde luego nada que pueda ser artístico y en cuanto a lo religioso no creo que en algunas Iglesias desde las cuales el general salió o procesionó en su interior cubierto bajo palio, esa especie de sombraje con el cual le protegían del sol y de la lluvia, creo que lo hacían por eso, no quiero pensar que lo hacían por que consideraban un personaje divino a tan singular sujeto, no creo, repito, que semejantes artilugios estén guardados en alguna urna de cristal para que puedan ser contemplados por los nostálgicos. Aunque pienso que la Iglesia no se pueda felicitar a si misma por haber sacado bajo palio a un personaje que firmó sentencias de muerte que incluso afectaban a menores de edad.

Creo que eso de convertirse en conservadores, protectores y salvaguardas de la memoria de una época que a muchos españoles aún les infunde miedo y terror, es algo que los obispos deberían sopesar ya que no creo que Dios esté por la labor de que en las iglesias se muestren cosas que levantan sentimientos que no son precisamente de amor, de confraternidad y por tanto de perdón. También creo que eso de “amaos los unos a los otros” choca con esa exhibición de símbolos en un edificio, la iglesia, donde se debe rendir culto a Dios y no ha quien asesinó a muchas personas por el simple hecho de que no pensaban como él.

Si esto así lo hacen los obispos, conservar las esencias del franquismo, no me extrañaría que un tanto de tapadillo exista ya alguna propuesta para beatificar a tan cruel y sanguinario individuo. En cualquier caso esta permisividad de la Ley de la Memoria Histórica viene a satisfacer, en parte, los deseos de los obispos y a confirmar que siempre estuvieron del lado de los poderosos, aunque ese poder se ejerciera y se manifestara de forma brutal contra los más débiles.

Noticias relacionadas

El fútbol en la historia de la guerra del Chaco

Las casacas más populares en los países que se enfrentaron en la guerra paraguayo-boliviana, también quedaron en la memoria de aquel episodio entre soldados descalzos

La búsqueda sin fin

No es este un movimiento nuevo, ni exclusivo de nuestro tiempo

¿Hasta cuándo permitiremos las insolencias separatistas al Jefe del Estado?

“Discutir con tontos supone tener que bajar al nivel de los tontos y ahí son imbatibles” Arturo Pérez Reverte

Performativos

Más que aprender y obrar en consecuencia; predomina el forzamiento oportunista de la realidad

Recuerdos de niño: lenguaje e historia

Nuestra patria es nuestra lengua y nuestra historia
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris