Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Artículo opinión   -   Sección:   Opinión

Somos Eusko Alkartasuna

Juan Carlos Pérez
Redacción
miércoles, 12 de diciembre de 2007, 08:36 h (CET)
Cuando era pequeño (en realidad, en cierto sentido, aún lo sigo siendo) me toco vivir grandes cambios en la historia de la humanidad. Vi caer el muro de Berlin en directo por televisión. Todo un mundo se derrumbaba y se desmoronaba. Tenía 7 años, pero aquello me impactó profundamente. Desde entonces la política ha estado en mi vida de una u otra forma. Más tarde he sabido que mi aitite fue gudari de acorazados. O blindados. No se muy bien como denominarlos porque aquello debia tener poca chapa. Tenían los cuarteles en mi pueblo, en Getxo, en los bajos de los txalets que estan en las cercanías de la plaza Dario de Regoyos. Tuvo la mala fortuna de llegar a Gernika el día anterior al bombardeo, por lo que le toco sufrirlo en directo. Más tarde colaboró con el Gobierno Vasco en exilio... Todo un Abertzale. Seguramente muchos de nosotros tengamos ejemplos tan significativos o más que el de mi querido aitite en nuestras familias. Son nuestro pasado, los que han hecho posible que estemos en este punto en este momento. A nosotros toca continuar y aportar lo nuestro. Nuestro grano de arena a la construccción de Euskadi.

Eusko Alkartasuna, como partido que mujeres y hombres de todos los rincones de nuestra patria, de las 8 provincias, desde hace 21 años (en algunos paises es signo de mayoría de edad) tratamos de aportar nuestro grano de arena en la construcción de esa Euskadi con la que soñamos. Una Euskadi soberana, una República vasca en la UE. Una Euskadi social. Una Euskadi en paz. Una Euskadi solidaria, dinámica, con una economía que funciones y con un medio ambiente garantizado para las generaciones venideras. Ese país que queda reflejado en las diferentes ponencias desde el congreso fundacional. Y que se va avanzando congreso a congreso, elección a elección, calle a calle y pueblo a pueblo. Porque creemos firmemente que el nuestro, éste proyecto que defendemos, es, no sólo el mejor, sino imprescindible para nuestro país.

Serái cínico por mi parte señalar que todo va bien en Euskadi. Hay cosas a mejorar. A transformar. A mejorar. Hay instrumentos que aún no hemos probado y tenemos imaginación suficiente como para crear marcos para que los principios que hemos redactado en ponencias, documentos, artículos y enmiendas se lleven a la práctica. Esa izquierda socialdemocrata que necesita Euskadi. Porque si nosotros no aunamos esa mezcla de una Euskadi Social y Democrática, esa República Vasca en la UE, nadie lo va a hacer por nosotros.

Pero... ¿Y después? Imaginemos un escenario en el que nuestro país haya sido constituido en estado. Y que nuestro país, Euskadi, tiene una constitución propia. Como Montenegro ya, o en el futuro Escocia, Kosovo o Flandes. En ese momento nuestro proyecto, lejos de dejar de tener su importancia, sería más necesario que nunca. Pues tendriamos que mantener ese espacio de izquierda progresista, ese espacio socialdemócrata que forma parte del alma del partido y de sus propuestas cara a nuestro pueblo. Porque en ese escenario será fundamentar la visión de defensa del Estado de Bienestar que tenemos, la idea de defensa de los servicios públicos, la defensa de una ciudadanía implicada bajo cauces de democracia participativa. Nuestro modelo de país es fundamental. Así como la noción de tener una sistema fiscal justo para garantizar todas las partidas de gasto, incluidas, como no, unas pensiones públicas de calidad. Y que la red de infraestructuras sirva a la accesibilidad y no a la movilidad. Y que cuando se acometa una obra de esas características, éstas tengan garantizada una viabilidad económica. Y tantas otras cosas que nuestro partido tiene como seña de identidad y que tenemos asumido y que tenemos ahí, como elemento de defensa de esa construcción nacional y social, que para nosotros forman parte, conjuntamente, dos caras de la misma moneda.

Hace no mucho que vi la película “El viento que agita la cebada”. Interesante filme sobre la independencia de Irlanda. Dejando de lado la violencia política hay que señalar que ahi están, en un segundo plano, las tensiones socio económicas que conlleva este tipo de procesos. Como he dicho, para que Euskadi alcance el modelo de país y de sociedad que queremos ahi debe estar Eusko Alkartasuna. Con fuerza. Como un partido moderno. Democrático. Unido en la diversidad. Como la UE la que aspiramos alcanzar, como muchos de nuestros amgios de la Alianza Libre Europea.

Llevamos toda una vida ansiando tocar nuestros sueños con las yemas de nuestros dedos. Miramos al horizonte y creemos que está muy lejano. Damos uno o dos pasos. Todos los días. Y la distancia parece mantenerse igual. Pero la verdad es que no es así. Cada paso que damos hacia el horizonte nos acerca a nuestro destino, aunque no sepamos observarlo. Aún. La clave es no desesperar. Continuar con nuestros anhelos, esperanzas y sueños. Porque la unica batalla que se pierde es aquella que no tiene lugar.

____________________

Juan Carlos Pérez Álvarez es militante de Eusko Alkartasuna en Getxo

Noticias relacionadas

Durán i Lleida transversal

Se nos jodió Cataluña

Habla, pueblo, habla

UCD adquirió “Habla, pueblo, habla” para su campaña de 1977

Cataluña a la deriva (II)

La enajenación colectiva

Propia imagen

El derecho al honor y a la propia imagen es un derecho protegido por la Constitución

Salvar Cataluña ¿Voto útil para Ciudadanos?

Errores de apreciación del PP pueden acabar con un retorno a la situación previa a la aplicación del Artº 155
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris