Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   El crisol   -   Sección:   Opinión

Se confunden

Pascual Mogica
Pascual Mogica
miércoles, 12 de diciembre de 2007, 08:34 h (CET)
Uno no llega a explicarse como el Partido Popular en la Comunidad Valenciana está tan preocupado con la número uno del PSOE en las próximas elecciones generales, Maria Teresa Fernández de la Vega, diciendo y repitiendo hasta la saciedad por medio de su órgano de propaganda, Radio Televisión Valenciana Canal 9, que el PP obtendrá el 50% de los votos.

Quieren llevar a la vicepresidenta ante el fiscal por el empadronamiento de ésta en el pueblo de sus padres, en Beneixida, aquí en la Comunidad Valenciana. Al parecer el empadronarse para poder votarse a si misma es un delito. Lo que no es delito ni indecoroso, es que Federico Trillo, cartagenero él, se presente a las elecciones por la provincia de Alicante y vote en Madrid. Esto lo lleva haciendo desde tiempos inmemoriales. Por eso muy posiblemente sea algo normal en Trillo pero no en otros.

Al propio tiempo le van buscando los tres pies al gato y piden que la vicepresidenta aclare si posee terrenos agrícolas en Beniexida que pudieron ser reclasificados como terreno industrial. Obvio es decir que cuando dicen “pudieron” es que no existe tal recalificación, que de existir podría ser total y absolutamente lícita, pero en el caso de que no lo fuera ¿alguien puede pensar que el PP se lo habría callado?

Se confunden, confunden a De la Vega con Trillo y con Esperanza Aguirre, piensan que lo de la vicepresidenta del Gobierno es como lo de la presidenta de la Comunidad de Madrid que hizo multimillonarios a un tío suyo y a unos cuantos primos en el pelotazo urbanístico que se dió en la localidad madrileña de Tres Cantos. Pero claro, eso son cosas de familia y nadie es quien para meterse en ese tipo de cosas. También la confunden con “El brazo incorrupto del PP”, con Zaplana, que también, siendo presidente de la Generalitat Valenciana, recalificó el uso de los terrenos de una finca llamada “Los Almendros” que sus familiares poseían en la provincia de Alicante.

Debe ser eso, que están confundidos, pues no creo que lo hagan con mala intención.

Noticias relacionadas

El respeto como exigencia armónica

Necesitamos avivar el lenguaje de la consideración y del respeto

Ética de Pedro Abelardo

Fue un extraordinario pensador y dialéctico

Montados en la misma burra

Albert Boadella ha sabido dar una ejemplar lección a quienes rociaban con sal los sarmientos de la convivencia

Burla burlando van más de 3200 empresas huidas de Cataluña

“El arte de la economía consiste en considerar los efectos más remotos de cualquier acto o política y no meramente sus consecuencias inmediatas; en calcular las repercusiones de tal política no sobre un grupo, sino sobre todos los sectores.” Henry Hazlitt

Es hora de decir la verdad

“Quienes alcanzan el poder con demagogia terminan haciéndole pagar al país un precio muy caro”. Adolfo Suárez
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris