Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Frutos de una sociedad madura

Jaume Catalán (Gerona)
Redacción
martes, 11 de diciembre de 2007, 09:25 h (CET)
Acaba de aprobarse una ley sobre protección animal y alguna Comunidad Autónoma ya ha anunciado que multará hasta con 100.000 euros por matar un cerdo sin aturdirlo. Es decir, que por hacer la tradicional matanza del cerdo puede caer esa multa, todo por no tratar con humanidad a un individuo de la especies "scrofa" (porcina). En cambio, vemos como impunemente se cometen verdaderas atrocidades con seres humanos en avanzado estado embrionario y las mismas comunidades autónomas, no sólo no les prohíben, sino que les dan cobertura y hasta publicidad gratuita.

No nos permiten matar a un cerdo en casa pero si permiten matar y triturar hasta hacer picadillo de los indefensos humanos. ¿Cuándo vamos a dejar de tratar como animales a los humanos que no queremos y de humanizar a los animales? ¿Estos son los frutos de una sociedad madura?

Noticias relacionadas

Los oráculos se cumplen. El independentismo enfrentado al Estado

“El nacionalismos es la extraña creencias de que un país es mejor que otro por virtud del hecho de que naciste ahí” G.B.Shaw.

La realidad de los profesores

Parece que los docentes tenemos mala fama, pero no está justificada

Nada dura para siempre

Evitemos el dolor. Podemos hacerlo

Sting y la táctica de Rajoy en Cataluña

La táctica de Rajoy en Cataluña es rock. Puro rock

Diesel

El exceso de emisiones de los motores diésel está causando 5.000 muertes anuales en Europa
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris