Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Políticamente incorrecta   -   Sección:   Opinión

Educación: ZP culpa a los padres

Almudena Negro
Almudena Negro
@almudenanegro
lunes, 10 de diciembre de 2007, 23:46 h (CET)
Acabamos de conocer los resultados del último informe PISA y, como no podía ser de otra manera, merced a la escuela comprensiva -aquí llamada LOGSE-, son los esperables: España se hunde. Si hemos bajado en matemáticas –no se crean que hay que resolver complicadas integrales; se trata de matemáticas básicas- ni les cuento cómo hemos quedado en comprensión lectora, que es eso que diferencia a una persona alfabetizada de un analfabeto funcional. Y eso que no han examinado a los chavales de historia o geografía (asignaturas devaluadas que se estudian en un “totum revolutum” que los chicos llaman “cono” y yo llamo desvergüenza pedagógica), que si no, nos salimos del listado. Por abajo, claro.

El gobierno, en lugar de reconocer el fracaso estrepitoso e innegable de veinticinco años de un sistema educativo socialista que, lejos de premiar la capacidad, el mérito o el esfuerzo ha premiado la mediocridad y la destrucción de la enseñanza –la memoria es fascista, lo progresista son los “talleres”; lo importante no son los conocimientos, sino los valores que se impongan desde el Estado; instruir no se lleva, la escuela está para resolver los problemas sociales de moda; todos iguales quiere decir todos aprobados aunque no sepan leer y escribir. Si aún así se empeñan en catear e incrementar las tasas de fracaso escolar que como sea hay que ocultar, decidimos por decreto que se pueda pasar de curso con cuatro materias suspensas. El profesor es un amigo y los amigos no te echan de clase. Adiós a la autoridad y al respeto… –, pedir perdón por ello y proceder a la reforma integral del sistema educativo con el fin de mejorar los contenidos, devolver la autoridad y el prestigio al maestro y premiar la excelencia… ha decidido que la culpa es de los papás. Que los pedagogos, verdaderos comisarios políticos dedicados a la intimidación del profesor que pretenda instruir a los alumnos, hayan envenenado la enseñanza… eso ni mencionarlo. Que los contenidos educativos sean iguales a cero… no cuenta. Las milongas buenistas hijas de mayo del 68 que sembraban el terror entre los padres, aseverando que soltarle un bufido al crío cuando se portaba mal suponía traumatizarle de por vida… siguen impartiéndose en modernísimas aulas de padres. Que en España haya diecisiete sistemas educativos diferentes… hay que silenciarlo.

Y es que, según Rodríguez Zapatero, esa guía educativa que escribe “extrátegia” y que reivindica en sus campañas electorales la patada al diccionario (“credibilidaZ”), "lo que más determina la educación de cada generación es la educación de sus padres, junto a la que recibe en el sistema educativo”.

Pues bien, los chicos que se acaban de examinar en el 2006 y cuyos desastrosos resultados han quedado reflejados en el último informa PISA… son hijos de la generación de 1982, la de la primera mayoría absoluta socialista. La generación que se vio sometida a los experimentos sociales emprendidos por el socialismo igualitario en la escuela. Son los niños a los que un ministro de Educación socialista quería “secuestrarles el alma”. La generación de la LODE y la LOGSE. ¿Será casualidad que la comunidad autónoma con peores resultados sea Andalucía?

Va a resultar que ZP, cuando culpa indirectamente al PSOE del fracaso escolar, tiene razón. Lo que no hace, sin embargo, es rectificar. Con Z de “calidaZ”.

Noticias relacionadas

Patriotismo vs. pasotismo

“Cuando la patria está en peligro no hay derechos para nadie, sino sólo deberes” E. von Wildenbruch

La retirada de Trump del acuerdo sobre cambio climático y el movimiento social que desencadenó

Falta de educación

El respeto, la educación y los buenos modales se están perdiendo en los adolescentes

El nefasto cuento de la lechera del separatismo catalán

“Es lastimoso que seamos seducidos por nuestras propias bufonadas e invenciones” M.E de Montaigne

Sin retorno

a locura melancólica no tiene sentido; pero el reto del progreso no admite enajenaciones
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris