Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Reproducción zootécnica

Domingo Martínez Madrid (Burgos)
Redacción
lunes, 10 de diciembre de 2007, 08:26 h (CET)
Soy Ingeniero Agrícola y durante muchos años he sido profesor de zootecnia en un centro de Formación Profesional Agraria. En este largo período he enseñado a los futuros ganaderos como deben conducir la reproducción zootécnica de sus animales, eso quiere decir como han de manipular la reproducción para conseguir una rentabilidad. La inseminación artificial ha sido un medio de gran avance zootécnico, por ejemplo en vacuno, la comercialización de semen de toros probados en centros especializados permite encontrar en el mercado semen con las características complementaria a cada vaca, por ello, adecuados para obtener el mejor rendimiento genético y por tanto económico en la descendencia de cada hembra inseminada.

Cuando, refiriéndose a la especie humana, he leído en la prensa el titular "Falta semen de buena calidad" y en el artículo correspondiente "Los voluntarios deben entregar entre dos y cuatros muestras al mes, recibiendo 40 euros por cada una" y "Cada vez hay mayor demanda de semen para poder concebir un hijo mediante ayuda clínica. Sin embargo, la calidad de éste ha empeorado significativamente en comparación con el de décadas anteriores" he querido ver que se utilizan métodos parecidos a los que yo recomendaba para los animales. Y es que al parecer, la escasa riqueza del semen repercute en un aumento de las parejas que precisan del legado de otro varón para lograr el embarazo, así como el aumento de mujeres solteras que deciden afrontar su maternidad en solitario o sin pareja masculina. No olvidemos que en la actualidad, los tratamientos de fecundación permiten ciertas posibilidades, como la elección de una muestra de un hombre con unas características físicas específicas.

Aunque a veces pienso que uno está curado de espantos, he de reconocer que en este caso me ha entrado una gran preocupación, pues esto significa que estamos tratando la reproducción humana con criterios zootécnicos. No es extraño que se produzcan graves desequilibrios sociales en hombres y mujeres que no han conocido a su padre biológico y que han sido escogidos no por lo que son sino por lo que alguien quería que fueran. Si para nuestro origen se emplean las mismas técnicas zootécnicas que para los animales no es extraño que, al llegar a adultos, el comportamiento también lo sea.

Noticias relacionadas

Una guerra que nos ocultaron por ochenta y seis años

Hace ocho décadas estallaba una de las primeras guerras encendidas por la chispa del petróleo, que en las siguientes décadas encendería llamas de avaricia imperialista sin precedentes

Opus Dei: Comentario crítico a una carta (XLII)

Lo que siguió a esto fue una querella criminal contra estos sacerdotes del Opus Dei

Opus Dei: Comentario crítico a una carta (XLI)

Poderoso señor es don Dinero

Cuando ruge la marabunta

Este 18 de julio me ha evocado la película de Byron Haskin (1954)

Límites de la justicia

​Discrepamos del enfoque del abogado Carles Mundó, político adscrito a ERC, respecto a las consecuencias del 155 en el cambio de orientación de las perspectivas
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris