Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

El Catecismo católico favorece la crueldad hacia los animales

José Vicente Cobo
Vida Universal
sábado, 8 de diciembre de 2007, 08:44 h (CET)
Para la historia del intelecto y la filosofía europea, el filósofo Descartes, agravó aún más la visión del mundo centrada en el hombre, con su tristemente célebre "cogito ergo sum", pienso, luego existo". Esta frase se convirtió en un poderoso programa de acción, reduciendo el espíritu al cerebro del hombre. El resto del mundo es materia inerte, un animal no es más que un puñado de células, que Descartes compara con un mecanismo de ruedas y muelles, y cuyos dolores no son para el más que el chirriar de una máquina.

Este desprecio por los animales tiene su continuación en el Catecismo actual de la Iglesia católica romana, que subraya el derecho al dominio inmisericordioso del hombre sobre las demás criaturas, y da vía libre sin limitación a que los animales sean utilizados para la alimentación y fabricación de vestuario, que permite los experimentos con animales, y que sólo condena el sufrimiento de los animales "así éste contradiga la dignidad humana". (Catecismo, Rd.Nº2417).

Como consecuencia de esto, en ninguna parte se encuentra alguna Encíclica en contra del cruel trato de los animales en los laboratorios, en las jaulas de las granjas de cría en masa, en los transportes de animales y en los mataderos. En lugar de ello, los altos dignatarios eclesiásticos disfrutan de las sangrientas corridas de toros y defienden los crueles juegos con animales durante las celebraciones festivas de la Iglesia. En ellas se arrojan cabras desde la torre de una iglesia, y se sacrifican como oráculos vivientes a palomas atadas, a las que se les han puesto explosivos, como se hace cada año en la ciudad italiana de Orvieto, en Pentecostés. Y en las navidades tiene lugar en todas partes una matanza que supera todo récord, para celebrar la "Fiesta del amor" en forma conveniente".

Noticias relacionadas

Heroínas antifascistas de ayer y hoy

Irracionalismo independentista

El ejecutivo ha hecho valer su legítimo poder para parar el incumplimiento del ordenamiento jurídico

El otoño de la vergüenza. España amenazada

La excesiva tolerancia y el desconocimiento de la verdadera amenaza que representa para España el separatismo catalán, atenazan al Gobierno

Al sol y a solas

Patios o cómo está el patio (I)

Disyuntivas crueles

¡Nos asaltan a mansalva! ¿Encontraremos el seso suficiente para afrontarlas?
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris