Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Cultura   Sociedad   -   Sección:   Opinión

El hijo pródigo

El hombre actual sensible a los engaños del diablo no es dado a convertirse en un hijo pródigo
Octavi Pereña
lunes, 29 de junio de 2015, 22:00 h (CET)
Todas las personas que hemos creído que Jesús es el camino que lleva al Padre nos reconocemos hijos pródigos que regresan a la casa del Padre porque en un momento u otro nos hemos sentido impulsados a sentarnos a un lado el camino y reflexionar sobre si las algarrobas que el mundo nos da para comer son el alimento que verdaderamente necesitan nuestras almas. Si esta reflexión se hace con sinceridad, lo más probable es que no. El materialismo con el que nos nutrimos no nos satisface.

Se dan hijos pródigos que son unos desconocidos y su conversión a Cristo no tiene impacto mediático. Otros, por el hecho de que su abandono de la casa del Padre les ha llevado a escalar la cumbre de la popularidad y a convertirse en estrellas mediáticas, su retorno a la casa del Padre indiscutiblemente los medios de comunicación se hacen eco de ello. Uno de los astros de la música, el rokero Alice Cooper que en los momentos estelares de la fama se convirtió para los cristianos en una encarnación de Satanás, dejando a Marilyn Manson como algo parecido a un coro de ángeles. Coopr se hizo muy famoso por sus vestiduras, caracterizaciones diabólicas y por sus macabras representaciones en el escenario que incluían simulacros de suicidio y degüellos de muñecas, entre otras payasadas.

A finales de los 1980 regresó a sus raíces cristianas. Rechazó hacer excesiva publicidad del evento pues como dice: “Es muy fácil atraer la atención sobre Alice Cooper y no a Cristo. Considero que aún me falta mucho para llegar a ser un cristiano bien formado. Así que no busquéis respuestas en mi”.

En una entrevista publicada en YouTube se le preguntó por su regreso al cristianismo basado en la Biblia Respondió diciendo que a pesar de la fama y la riqueza conseguidas rápidamente, había un gran vacío en su vida. “Cuando no estás con Cristo, cada coche, cada casa y algo más, comprendes que no es suficiente. Hay un gran nada fuera. Así que el materialismo no significa nada. Muchas personas que en el corazón existe un gran vacío de Dios y que cuando se llena están totalmente satisfechas. Aquí es donde ahora me encuentro”.

Cooper explica que su retorno a Cristo se produjo cuando intentó y finalmente consiguió a finales e los 1980 abandonar su adicción al alcohol y a la cocina.: “Dejé de beber y regresé a la iglesia. Cada mañana vomitaba sangre. Cuando dejé de beber y retorné a la iglesia con mi esposa. Allí en Phoenix había un pastor que era fuego de infierno. Allí había 6000 personas pero cada domingo me hablaba a mí. No lo hacía pero me crucificaba. Cada fin de semana salía de allí agotado. Cuando salía me decía: no volveré. Era como si me torturaran. Pero siempre regresaba.

Cooper decía que el pastor de la iglesia de Phoenix a donde iba era fuego de infierno. Me lo imagino un Savarnola del siglo XXI. Las iglesias de hoy son incapaces de producir hijos pródigos porque no predican la enseñanza bíblica de la condenación eterna si no se arrepienten las personas. ¿Cómo se puede persuadir a los pecadores a que se arrepientan si se les predica un Dios bonachón que finalmente perdonará a todo el mundo? “Al final comprendí que tenía que ir a un lugar o a otro. Tenía que tomar la decisión porque me sentía tan culpable. El Señor me culpabilizó diciéndome: Mira ha llegado la hora en que tienes que toma una decisión porque me sentía tan culpable.. Dije. Sí, y me uní a una iglesia que se llamaba Camelbak Bible, que es done asisto. Es una iglesia que realmente tiene una buena doctrina, una iglesia con una muy buena doctrina bíblica”.

Refiriéndose a como su vida ha cambiado para bien,Cooper dice: “Antes solamente piensas en ti. Todo es para ti. Y te haces dioses asquerosos. Pienso que los humanos nos hacemos dioses asquerosos. Necesitamos que Dios sea Dios y que nosotros seamos lo que somos. Pienso que esto es lo que cambia: A quien sirves. No te sirves a ti. Sirves a Cristo”.

La Biblia habla de la santificación, el proceso que se inicia en el momento de la conversión a Cristo y durará todo el tiempo que el creyente vivirá aquí en la Tierra y que tiene la finalidad de que el creyente se vaya asemejando cada día más a Jesús. Así describe Cooper la santificación: “Dios descorteza tu vida intentando siempre hacerte más parecido a Él. Esto es ser cristiano, una persona a la que Dios modela y le da forma durante toda la vid. Pienso que Dios espera que hagas lo mejor en su Nombre. Tuve que luchar durante mucho tiempo con el rock and roll. Comprendí que realmente no es la música. Es lo que se decía de la música. Así que pienso que debes ser muy cuidadoso con lo que escribes y lo que representas.”.

Ser cristiano no es una balsa de aceite. Refiriéndose a las tentaciones que te hace este mundo Coopper se pregunta: “¿De qué está hecho el mundo? Está hecho de esto. El mundo no nos pertenece. Es de Satanás. Vivimos en este mundo. Se nos bombardea cada día”. Jesús no engaña a quienes dudan en seguirle. No les dice que si se deciden por Él la vida les va a ser un mar en calma con un sol reluciente en el horizonte. Les dice: “Seréis aborrecidos de todos por causa de mi Nombre, mas el que persevere hasta el fin, éste será salvo” (Mateo10:22).
Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

Opus Dei: Comentario crítico a una carta (XII)

A ellos (a los miembros del Opus Dei) no se les "ofrece", sino que se les obliga a tener esa dirección espiritual

La ministra de Justicia cree en milagros

¿Novata o inexperta?

Víctimas sin voz

Nos merecemos otros cuidados y otros líderes

Tempus fugit a toda leche

En la época del “tuit”, todo es breve y rápido

¿Concertinas o más policías y guardias civiles heridos, señor Marlaska?

No estamos convencidos de que un juez considerado “progresista” sea lo que mejor conviene a España como ministro de Interior
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris