Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

España: Los conductores a prisión los asesinos en la calle

José Luis Palomera
Redacción
sábado, 8 de diciembre de 2007, 08:44 h (CET)
Esto es España, nación de españoles y semi españoles, ciudadanos y ciudadanas en su gran mayoría con más parches de nicótica culera que la cobardía mental que atesoran.

¡Por dios, vamos a ver si nos enteramos! ¿Cómo es posible que no mandemos al Senado y otros atajos de inútiles déspotas y dictadores mentales que componen los mal llamados poderes fácticos,a tomar por el culo de una puta vez.?

¿Quiénes se creen que son para ordenar recluir nuestra libertad en prisión?. La absoluta libertad de quienes les mantenemos a cuerpo de rey y diversas chalinas entre mangoneos y reuniones de faunas cocteleras.

¿Quiénes se creen que son, ya sea el mismísimo presidente, el mismísimo tribunal de justicia o el mismísimo director de tráfico, para sacarse de la manga una ley que penaliza con prisión la conducción de un vehículo a una velocidad permitida en su venta y bendecida por el gobierno en forma de impuestos.?

¿Qué automóvil se hace hoy que no tenga capacidad real de ser el armatoste que te meta en prisión? La respuesta es fácil, ninguno, todos los automóviles alcanzan velocidades penadas con prisión según la última ley e invento de unos ignorantes, además de otras cosas, chiflados.

Al patético director de tráfico le diría, por decirle algo que con algún esfuerzo pueda entender; ¿Qué hacemos los conductores con el cacho de espacio de pedal del acelerador que no se PUEDE usar.?

¿Qué hacemos, le ponemos un tope de madera o tal vez un descargador de corriente para cuando el pie, el de mucho conductores más inteligentes que su cabeza, se pase de presión, reciba una buena dosis de voltios?

Por otro lado , les diría a los pésimos inventores de esta ley, que de continuar con la misma en menos de unos meses nos meten en prisión a todos el primero, al propio “dire de tráfico”, al que ya han pillado incumpliendo la ley que tanto predica y defiende.

Con esta nueva ley es incluso más fácil meter a los ciudadanos honrados aunque además sean conductores, que “sacar” a los asesinos terroristas, como el que hace unos días asesinó a dos policías, en libertad por falta de celeridad de la pésima y más horrorosa aún ley española.

Si el senado es el que ha dado luz verde a esta dictadura de ley, he de decir que el senado aparte de unos ignorantes demagogos, son unos dictadores mentales con alevosía y premeditación. Ya que la misma penaliza con prisión- para mi que me quiten estos enfermos mentales la libertad es como quitarme la vida- el uso de una “posibilidad legalizada”. Es decir velocidad máxima permitida por industria para su consumo y venta.

Por dar un ejemplo a medio pelo es como si el gobierno legalizase una pistola con capacidad para doce balas y penalizase con prisión disparar nueve y no siete.

Lo que deberían de hacer sus “senadores-cenadores” es instaurar una Ley, con mayúsculas, para meter en prisión a los asesinos de por vida y pagarse la vida, y no mantener una legislación, la actual, donde se les manda a cumplir unas vacaciones más o menos largas a pensión completa y además gratis.

A los ciudadanos honrados que de vez en cuando- además de soportar unas pésimas carreteras, unos gastos en combustibles abusivos enormes atascos faltas de aparcamientos además de unos impuestos altísimos- bajamos el pie del acelerador un poco más que sus señorías la maza de la ley, “Déjennos mal vivir” al menos libres.
Cada día somos más a pesar de las cobardías mentales de algunos otros, las cuales no les dejan hacer ruido ni a la hora de defecar, los que estamos hasta los cojones de sus estúpidas prohibiciones. Por si no lo saben, les diré que ustedes no son nada más que gestores de un pueblo del cual viven, y nada de nuestra libertad les pertenece.

Si en verdad desean solucionar el grave problema de tráfico, yo les digo cómo, es fácil, únicamente hay que partir de la lógica, la cual no es otra que ( No dar legalidad al problema, es decir, el exceso de velocidad, y a la vez penar a los que se nos vende el problema, es decir, a los conductores)

Por último, sólo se me ocurre decirles que sería conveniente que dejaran el senado y otros despachos de justicia y mando y se dieran una vuelta por el Amazonas, una vez allí, verán ustedes unos animalejos muy monos que saltan de árbol en árbol, pues bien, residan con ellos unos años y se darán cuenta de que la inteligencia no abunda más en los hombres, aunque se les denominen señorías que en cualquier otro animal de rama, agua o madriguera.

Noticias relacionadas

Retos médicos

Ante el envejecimiento de la población parece que debe aumentar el número de médicos

Los pensamientos perfectos

Los campos de sangre y lágrimas proliferan por doquier parte del mundo

Dioses de la soberbia

Hay seres que se regocijan maltratando, torturando y que se estimulan con ello

Durán i Lleida transversal

Se nos jodió Cataluña

Habla, pueblo, habla

UCD adquirió “Habla, pueblo, habla” para su campaña de 1977
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris