Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Fosas comunes. Ley de la Memoria Histórica

Rafael del Barco Carreras
Redacción
viernes, 7 de diciembre de 2007, 11:21 h (CET)
La Modelo 1977-1983

Intento traspasar esa muralla de palabras que escribiendo o reescribiendo la Historia empareda verdades, y sobre el franquismo y su continuidad tras Franco, con infinidad de mentiras y silencios en las hemerotecas, se pasa página con eslóganes parecidos a “Adolfo Suárez era cojonudo” o que “el Rey nos trajo la Democracia”, y no es tan sencillo, al igual que con la Guerra y la Dictadura los sufrimientos no se borran hasta pasadas varias generaciones. Fraga, Carrillo, Suárez, el Rey, santificados fuera de discusión a pesar de sombras o recubiertos y silenciados pozos oscuros. Infinidad de asuntos y crímenes quedaron en la impunidad y con falsa versión oficial.

Es una mera suposición avalada por mi triste experiencia, pero desde aquí, con las posibilidades de INTERNET me atrevería a pedir que cuando derriben La Modelo se busque, con el mismo cuidado que ante un yacimiento arqueológico, los huesos que a buen seguro yacen en su subsuelo. Se aclararía alguna de las archivadas denuncias de torturas, fugas y desaparecidos.

Peliagudo el tema, en activo funcionarios y ¡en las direcciones generales!, y unos cientos jubilados, incluso con leves condenas por sumarios mal instruidos, los más exculpados, con los consiguientes encubridores en policía, fiscalía y juzgados, y más entre los propios compañeros que si no participaron, ocultaron y callaron. Además les arropará el Sistema, ¡donde va este loco!, ¡buscar huesos!, ¡investigar, el ADN!. Les enfadará mi propuesta, y soy consciente de su falta de escrúpulos y total amoralidad, pero hace tiempo dejé de temer a energúmenos y corruptos. Una inconsciencia por mi parte porque además a esos delitos ni les alcanzan las leyes del “borrón y cuenta nueva” posfranquistas (sospechosa su oportunidad, e injustas para víctimas y la mayoría de la población, gente de bien, que nunca robó o asesinó), y posiblemente NO HAN PRESCRITO.

Noticias relacionadas

Memoriosos caprichosos

Convertimos en caprichos peligrosos, lo que debieran ser ayudas documentales

Para reforzar relaciones comerciales

V. Abelenda, Girona

El Estado se lava las manos

G. Seisdedos, Valladolid

Educación trasvasada... Educación utilizada

A. Alonso, Madrid

Cataluña, cromos y culpa

V. Rodríguez, Zaragoza
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris