Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Momento de reflexión   -   Sección:   Opinión

Luchando contra el diablo

Octavi Pereña
Octavi Pereña
jueves, 6 de diciembre de 2007, 05:26 h (CET)
Un maestro de secundaria de Golmés, pueblo de la provincia de Lleida, arremete a su fisioterapeuta hasta dejarla casi muerta, porque creyó ver en ella al diablo. En Papua Nueva Guinea dos hombres han sido condenados a muerte por haber decapitado a una mujer acusada de brujería. Estos graves incidentes bien se merecen una reflexión cuidadosa porque muy frecuentemente se identifica a personas como si fuesen encarnaciones del diablo. De este malvado personaje de habla mucho. A pesar de ello sigue siendo un desconocido.

Es cierto que la Biblia nos dice sin ambages que existe y nos describe los perjuicios que ocasiona. Pero no nos autoriza a darle una relevancia que no tiene. Con frecuencia se le exalta más que a Dios. Es un ser muy poderoso, sí, comparado con nosotros que somos tiestos de barro de gran fragilidad. Este contraste debería hacernos muy cautelosos y no intentar enfrentarnos a él en u combate desigual en el que tenemos todas las de perder. Querer enfrentarnos a un adversario tan poderoso nos hará creer que somos Superman y que podemos desbaratar sus malignos propósitos. Cuando nos lo creemos repetimos los errores históricos de combatirlo destruyendo a las personas que se supone están poseídas por él, pretendiendo liberarlas con dolorosos castigos físicos y exorcismos supersticiosos.

El Nuevo Testamento nos expone con muchísima más claridad que el Antiguo, la actividad satánica. A pesar de esta iluminación adicional, se dan muchos rincones obscuros con respecto a este personaje maquiavélico y afirmaciones categóricas sobre este tema que no coinciden con la realidad. No nos cansaremos de repetir que la prudencia es muy necesaria a la hora de hacer afirmaciones categóricas de las que más tarde tengamos que arrepentirnos de haberlas dicho.

La manera insidiosa de hacer el diablo, el presentar la Escritura tergiversada, la hallamos claramente expuesta en las tentaciones que hizo a Jesús, que nos describen los evangelios de Mateo y Lucas. Estos relatos nos muestran que la victoria que el Señor obtuvo sobre su enemigo se halla en el hecho de que Cristo la obtuvo citando las Escrituras. Jesús no intentó razonar con su adversario, en un intento de convencerlo del error en que se encontraba. No. Se limitó a refutar sus engaños citando las Sagradas Escrituras. Ante la verdad incontrovertible oída se tuvo que retirar del campo de batalla con el rabo entre las piernas. No tenía nada que hacer ante tal coraza protectora.

El apóstol Pablo escribiendo a los cristianos de Corintio les dice que se cuiden de los falsos apóstoles, personas que engañan, disfrazadas de apóstoles de Cristo. Les dice que ello no debe asombrarles “porque el mismo Satanás se disfraza como ángel de luz. Así que no es extraño si también sus ministros se disfrazan como ministros de justicia” (2 Corintios,11:14,15). El Maligno utiliza personas de carne y huesos para engañar con falsedades que tienen el objetivo de impedir que la gente crea y confíe en Jesucristo como Señor y Salvador. La pregunta que debemos hacernos es: ¿cómo descubrir a estos lobos disfrazados de corderos?

Tengo entendido que a los que se incorporan a trabajar en un banco se les enseña a detectar los billetes falsos haciendo que conozcan al dedillo las característica de la moneda legal. De esta manera reconocen la falsa, sea cual sea la peculiaridad que presente. Para poder vencer al diablo debe saberse bien la verdad. Una vez atesorada se le puede resistir porque se le reconoce fácilmente. Ante la multiplicación de la oferta religiosa, ¿cómo saber la que es fiable? Se la desenmascara conociendo la Verdad de Dios.

Si hacemos marcha atrás y viajamos en el tiempo, llegaremos a los albores de la Historia y descubriremos que Dios habó a Adán y a Eva dándoles instrucciones precisas. Se presenta el Maligno en el escenario y se acerca a Eva para susurrarle en el oído que es mentira lo que Dios les ha dicho. La mujer dialoga con él. El resultado fue que se fijó en lo delicioso que debía ser el fruto prohibido. No pudo resistir a sus supuestos encantos y se lo comió. El resultado de la desobediencia fue la muerte, es decir, separación inmediata de Dios y la futura muerte física y las consecuencias desastrosas que la siguieron.

Desde aquel lejano día de la Caída, Satanás sigue haciendo uso de la mentira para seducir a sus víctimas. Como tiene asegurado el éxito, ¿para qué cambiar de táctica? Utilizar la Biblia como arma defensiva contra el diablo no es frecuente porque se desconoce su contenido, ni se cree que sea revelación de Dios. El resultado es que el Libro queda aparcado en un estante, cubierto de polvo, muriéndose de hastío. El diablo se frota las manos de satisfacción contemplando como la estupidez humana impide que sus esclavos recuperen la vida que perdieron en el Paraíso y se restablezca la plena comunión con el Creador.

Noticias relacionadas

Disyuntivas crueles

¡Nos asaltan a mansalva! ¿Encontraremos el seso suficiente para afrontarlas?

Los oráculos se cumplen. El independentismo enfrentado al Estado

“El nacionalismos es la extraña creencias de que un país es mejor que otro por virtud del hecho de que naciste ahí” G.B.Shaw.

La realidad de los profesores

Parece que los docentes tenemos mala fama, pero no está justificada

Nada dura para siempre

Evitemos el dolor. Podemos hacerlo

Sting y la táctica de Rajoy en Cataluña

La táctica de Rajoy en Cataluña es rock. Puro rock
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris