Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   El crisol   -   Sección:   Opinión

Llegar a fin de mes

Pascual Mogica
Pascual Mogica
jueves, 6 de diciembre de 2007, 05:26 h (CET)
Ni John F. Nasch, ni Karl Marx, ni John Maynard Keynes, ni Adam Smith, ni tampoco Abraham Maslow, los economistas más destacados que figuran en la lista de los 40 economistas principales, consiguieron hallar la fórmula mágica que posibilitara el que todos pudiéramos llegar a fin de mes. Ha tenido que ser Mariano Rajoy, quien, posiblemente, después de años y años de estar estudiando todos los tratados sobre economía, quien haya encontrado la solución para que todos podamos librarnos de esa maldita y agobiante situación económica en la que nos encontramos cuando aún faltan unos días para que finalice el mes y poder disponer de la paga correspondiente.

Y mire usted por donde, la solución no era tan difícil, pero eso sí, había que dar con ella. Siglos llevamos los humanos intentándolo todo para evitar tan grave situación. Hasta se ha llegado a plantear el que los meses tengan solo 23 o 24 días, pero esto se desechaba de inmediato por que al final siempre nos encontraríamos con la misma dificultad. Pero en los albores del siglo XXI un hombre sencillo, un hombre al que le dio reparo ¿reparo o vergüenza?, decirle a una pensionista lo que él ganaba mensualmente, ha descubierto, y así lo ha difundido en enormes paneles situados al lado de las carreteras en los que figuran las siguientes frases: “Menos impuestos”, “Para llegar a fin de mes”. ¡Esa, esa es la solución! A menos impuestos más dinero disponible y se podrá, según Rajoy, llegar a fin de mes sin apuros y sin dolores de cabeza. Así de sencillo. Lo lamentable es que nuestros ancestros ya no pueden disfrutar de este descubrimiento que, sin duda alguna, es merecedor del Premio Nóbel de Economía. Pero, que se le va a hacer. Tampoco disfrutaron de los beneficios de la penicilina. Esa es la parte mala de haber nacido demasiado pronto.

Por cierto, y hablando de impuestos. El portavoz municipal del PP en la alicantina población de Bigastro, donde gobierna el PSOE, ha denunciado que 200 viviendas, de dicha localidad no pagan el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI), y que entre esas 200 figuran cuatro que pertenecen a concejales socialistas. Resulta que cuando estaba en la rueda de prensa celebrada para hacer esta denuncia, un periodista le dijo que tenía noticias de que él, el denunciante, tampoco pagaba dicho impuestos por su vivienda. Ante esta alusión el concejal del PP no tuvo más remedio que reconocer que sí, que él tampoco pagaba el IBI. Estos del PP. ¡Qué osados son!

Noticias relacionadas

Canta y no llores

Tenemos aun latente un tremendo suceso al que no se le está dando la importancia que tiene, perdido entre tanto dolor e incomprensión

Cuando los filósofos caen en el separatismo

Algunas personas venderían su alma al diablo por un minuto de fama

Heroínas antifascistas de ayer y hoy

Irracionalismo independentista

El ejecutivo ha hecho valer su legítimo poder para parar el incumplimiento del ordenamiento jurídico

El otoño de la vergüenza. España amenazada

La excesiva tolerancia y el desconocimiento de la verdadera amenaza que representa para España el separatismo catalán, atenazan al Gobierno
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris