Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Puede existir un antes y un después

Domingo Martínez (Burgos)
Redacción
miércoles, 5 de diciembre de 2007, 07:59 h (CET)
En los últimos días hemos sabido que el abortista Carlos Morín ponía un precio a la muerte: 4.000 euros por aborto. Daba igual tanto el estado de gestación de la madre como los problemas que ésta tuviera. No ofrecía ninguna otra solución alternativa al aborto. Tan sólo animaba a las madres a mentir sobre su estado de salud psíquico para poder cubrirse las espaldas y justificar que los abortos que practicaba eran "legales". "Éstas eran tan sólo cuestiones de burocracia", decía según puso de manifiesto en su día el vídeo que se le grabó con cámara oculta. Este vídeo mostró al mundo entero cómo toda una industria del aborto vulnera la ya permisiva ley que el Parlamento Español con mayoría socialista aprobó en 1985, y que ahora interpretan del modo más extensivo posible.

Un vídeo, el danés, que, además, ha obligado a la Administración a actuar. Porque cuando existe peligro físico (embarazo ectópico, por ejemplo) no se considera aborto en las estadísticas oficiales. Y los psiquiatras están de acuerdo en que el aborto nunca está indicado cuando una mujer sufre enfermedades o trastornos psiquiátricos. Al revés, el aborto supone tal trauma que empeora el cuadro. ¿A qué esperan las autoridades sanitarias para cumplir y hacer cumplir la Ley? Con la actuación de la Policía judicial en Barcelona, durante la semana pasada, puede existir un antes y un después.

Noticias relacionadas

No es lo mismo predicar que dar trigo

La demagogia es la hipocresía del progreso

Los pronósticos se cumplieron. España sumida en el desconcierto

“Acepta. No es resignación pero nada de hace perder más energía que el resistir y pelear contra una situación que no puedes cambiar” Dalai Lama

A vueltas con la justicia

Desde el Código de las Siete Partidas a nuestro sistema punitivo actual han pasado siglos pero, a mi entender, sigue siendo bastante deficiente

Pedro Sánchez no aprende

Su irresponsabilidad es un hecho hasta el punto de estar organizándose el partido para celebrar un cónclave y hacerle ver las desventajas y la insensatez de presentar ahora una moción

Verdad y política, dos caminos enfrentados

No existe razón alguna válida donde la política pueda hacer excepción de su exigencia de verdad
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris