Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Otro fracaso: la píldora del día después

JD Mez Madrid
Redacción
martes, 4 de diciembre de 2007, 02:45 h (CET)
Hoy, Día Internacional del SIDA, me ha parecido conveniente recordar que la estrategia del gobierno británico por disminuir los índices de embarazos en las adolescentes basada en la aplicación de la píldora del día después ha fracasado.

La estrategia facilitaba el acceso a la píldora del día siguiente, que también se conoce por la vía de el eufemismo denominado "anticoncepción de emergencia", que no es otra cosa que un aborto farmacológico. Durante el periodo que se mantuvo la estrategia, el número de chicas menores de 16 años que fueron a las mal llamadas "clínicas de planificación familiar", dónde se imparten anticonceptivos (también los abortivos), aumentó en un 143,5 %. Durante este mismo periodo, el número de recetas para la píldora del día siguiente en el mismo sector de la población aumentó en un 248,8 % y en un 321,5 % para las adolescentes de 16 a 19 años de edad. No obstante, la tasa oficial de embarazos se mantuvo casi igual y la tasa de abortos aumentó. En cuanto a los casos de enfermedades sexualmente transmitidas, entre las chicas de 16 a 19 años de edad, había aumentado en un 58,3 %.

No es difícil entender que esta estrategia ha fracasado, como lo ha hecho también y lo sigue haciendo con proyectos parecidos a otros países occidentales. La disponibilidad de anticonceptivos a vulnerables adolescentes provoca una aumento de la promiscuidad, con el consiguiente riesgo de contraer el Sida y enfermedades sexuales. Como que ningún anticonceptivo es totalmente eficaz al impedir la concepción o la implantación del embrión humano acabado de ser concebido al útero de su madre, produciéndose de esta manera un aborto farmacológico, entonces se producen los embarazos. El aborto quirúrgico aparece entonces como el último espaldarazo a la quiebra de los anticonceptivos, en Barcelona estamos viendo en que suelen acabar algunos. Al parecer, nuestras autoridades sanitarias aún no se han enterado de todo esto y continuamos empleando métodos fracasados.

Noticias relacionadas

Memoriosos caprichosos

Convertimos en caprichos peligrosos, lo que debieran ser ayudas documentales

Para reforzar relaciones comerciales

V. Abelenda, Girona

El Estado se lava las manos

G. Seisdedos, Valladolid

Educación trasvasada... Educación utilizada

A. Alonso, Madrid

Cataluña, cromos y culpa

V. Rodríguez, Zaragoza
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris