Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Concentración contra el aborto en Madrid

Josefa Romo (Valladolid)
Redacción
lunes, 3 de diciembre de 2007, 07:53 h (CET)
En total acuerdo con el director de Proyectos de Hazteoir.org, quien afirma: "Gracias a los medios de comunicación vamos conociendo más cosas sobre Carlos Morín, el "Rey del Aborto", que se ha "forrado" cometiendo abortos ilegales en sus clínicas con total impunidad, hasta el lunes pasado.

El miércoles, por ejemplo, el ABC informó sobre las máquinas trituradoras que usaban para transformar a los fetos de mayor tamaño en una papilla que luego se hacía desparecer por un desagüe. La Vanguardia, por su parte, informa sobre los abortos de niños de 8 meses practicados en los establecimientos de Morín, de los que el Juez tuvo noticia gracias a las escuchas telefónicas. En conversaciones intrascendentes en las que, por ejemplo, se repasaba la jornada laboral del día en cada una de las clínicas investigadas, una persona le dice a otra: "Hoy he hecho cinco rompecocos". Rompecocos es una palabra recurrente en las conversaciones telefónicas intervenidas por el juzgado. Pero, ¿qué es un rompecocos? Se inserta en el útero un tubo hueco que tiene un borde afilado. Una fuerte succión (28 veces más fuerte que la de una aspiradora casera) despedaza el cuerpo del feto que se está desarrollando, así como la placenta, y absorbe "el producto del embarazo". La persona que practica el aborto introduce luego una pinza para extraer el cráneo, que suele no salir por el tubo de succión. Casi el 95% de los abortos en los países desarrollados se realizan de esta forma [aborto por succión]".- Es el motivo por el que Hazteoir.org y otras diez plataformas organizaron una concentración para el viernes día 30 para gritar al Gobierno: ¡basta ya de abortos ilegales! Felicito al Director de la organización Hazteoir y a las otras plataformas unidas en la manifestación por la vida.

Noticias relacionadas

Memoriosos caprichosos

Convertimos en caprichos peligrosos, lo que debieran ser ayudas documentales

Para reforzar relaciones comerciales

V. Abelenda, Girona

El Estado se lava las manos

G. Seisdedos, Valladolid

Educación trasvasada... Educación utilizada

A. Alonso, Madrid

Cataluña, cromos y culpa

V. Rodríguez, Zaragoza
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris