Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Un delito

J.D. Mez Madrid (Gerona)
Redacción
sábado, 1 de diciembre de 2007, 02:25 h (CET)
Por fin la policía entró en las clínicas abortistas. Recordemos que hace un año que una periodista danesa sacó a la luz pública, a través de un reportaje con cámara oculta, la barbarie de estas clínicas que practicaban abortos ilegales en mujeres embarazadas de hasta siete y ocho meses y tras las constantes protestas y demandas judiciales de organizaciones en defensa de la vida, la policía finalmente ha actuado deteniendo a seis personas entre las que se encontraba la "cabeza" y máximo directivo de estas auténticas matanzas humanas, el cirujano Carlos Morín.

Y es que las cifras asustan a cualquiera. España es el país de la Unión Europea en el que más han aumentado los abortos en los últimos años, con 98.500 en 2006, siendo el 97 % de ellos presuntamente fraudulentos. Cifras y causas que sin duda nos han de hacer pensar.

No olvidemos que bajo el gran engaño semántico de "interrupciones voluntarias del embarazo" se pretende camuflar así la dramática realidad del aborto, la negación más vil del derecho más fundamental del ser humano: el derecho a la vida. ¿No les parece que es una buena ocasión para plantearse con seriedad y dureza está barbarie que estamos, algunos cometiendo y todos permitiendo y poner los medios para evitarla? ¿No les parece que ya está bien que permitamos que unos se lucren cometiendo estos asesinatos (hasta 4.000 euros por aborto) y otros mantengan estos delitos por no perder votos?

Noticias relacionadas

Un recién nacido en una bolsa de basura

Un niño muerto arrojado a un vertedero causa más interés mediático que cien mil abortos

Una boda de altura

Este Papa no tiene remedio

Montaigne

Un gran conocedor de la naturaleza humana

Donde los chef famosos acaparan fama, dinero y egocentrismo

“El explícito y voluntarioso elogio de la creatividad acaba produciendo más cretinos que creadores, porque pensar que la creatividad se encuentra en la radicalidad es un error colosal” Santi Santamaría

Trump no podrá detener el movimiento por los derechos de los inmigrantes

Aunque salga a perseguir a sus líderes
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris