Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Internacional   Rusia   Estados Unidos   -   Sección:   Opinión

Obama y el expansionismo de Rusia

El despliegue de armamento pesado en estos países muy cercanos a Rusia parece de sentido común
José Manuel López García
martes, 23 de junio de 2015, 22:46 h (CET)
El envío de material bélico por parte de Estados Unidos con una finalidad disuasoria a los países bálticos y a Rumania, Bulgaria, Polonia y Alemania, me parece insuficiente, porque serviría para equipar a 5.000 soldados. Y esto frente al poderío militar del que dispone Putin, abre muchos interrogantes, si se tiene en cuenta lo que está sucediendo en Ucrania.

El apoyo que está dando el presidente de Rusia Vladimir Putin a la insurgencia armada en el este de Ucrania es la prueba del interés del gobierno ruso, por tomar por la fuerza, los territorios de los países exsoviéticos que, quizás, considera que deben formar parte de la Federación Rusa.

O eso parece, al menos, a tenor de lo que está ocurriendo en la guerra de Ucrania. En la que la ayuda, por parte de Rusia, a los insurgentes que combaten contra los soldados ucranianos es algo comprobado por la comunidad internacional. Aunque sea negado por el gobierno ruso. Y esto es una estrategia que, de cara a Occidente, puede ser, quizás, muy peligrosa.

Ya que, si Rusia emplea este mismo procedimiento de infiltración, simultáneamente, en varios de los países citados más arriba, las consecuencias pueden ser muy graves para la estabilidad política y territorial europea, y también para el equilibrio geopolítico mundial.

Porque, ante esta eventualidad, la reacción debe ser rápida y efectiva, o se producirá, probablemente, algo similar a lo que está sucediendo en Ucrania, en uno o en varios países europeos del este. Con lo que aumentaría, muy notablemente, la tensión que ya existe entre Estados Unidos y Rusia por esta cuestión.

Aunque el Kremlin diga que Rusia no amenaza a Europa, ni representa un peligro para los países europeos, los hechos dicen lo contrario, si pensamos en Ucrania y Crimea. Tampoco parece contribuir a la paz, que Moscú haya repetido, en varias ocasiones, que llevar armamento a su frontera sería un gesto hostil.

Esto lo que demuestra, a mi juicio, es una actitud de escasa confianza por parte del gobierno ruso en las buenas intenciones de los países del este y de Estados Unidos. Porque, no parece pensable, que los americanos quieran lanzarse a conquistar territorio ruso, entra, me parece, en el campo de lo inverosímil.

El despliegue de armamento pesado en estos países muy cercanos a Rusia parece de sentido común, si se analiza, mínimamente, la actitud expansionista rusa. Las sanciones económicas se está viendo que no son suficientes, y la guerra en Ucrania sigue.

El poder militar ruso es enorme, y tiene la ventaja estratégica de la proximidad a estos estados del este de Europa. Y frente a una posible guerra atómica, que nadie quiere, Putin, si así lo considera, puede jugar sus bazas con infiltraciones de mercenarios o soldados en territorio de otros estados para conquistarlos paulatinamente, como está haciendo con Ucrania. Esta es una hipótesis, pero no la considero descabellada, y mucho menos descartable del todo.

También es imaginable que pueda producirse una guerra convencional generalizada en Europa, y ante el temor a la misma, Europa y Estados Unidos pueden ceder ante Rusia. Esta sería otra situación que no considero imposible.

En Estados Unidos está claro que, todo esto que acabo de exponer, puede, quizás, haber sido pensado por los estrategas militares, y por los expertos y asesores en estas cuestiones. Pero saberlo no es suficiente, es preciso que se sepa reaccionar rápida y contundentemente, ante un hipotético expansionismo ruso. Si no, puede ser demasiado tarde, y Europa tendrá que conformarse, a la fuerza, con los hechos consumados.
Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

Opus Dei: Comentario crítico a una carta (XLIV)

El Vaticano no debe ser una panda de chorizos al estilo de Alí Babá y los cuarenta ladrones

República del Paraguay y República de Corea: Celebrando 55 años de Amistad

“Paraguay siempre ha estado apoyando a la República de Corea en el escenario internacional"

No hay verso sin verdad, ni poética sin verbo

“Contra el poder de avasallar, el deseo de hacer justicia"

Venció quien debía

La regeneración del PP, misión de P. Casado

Opus Dei: Comentario crítico a una carta (XLIII)

Hay que reconocer que en el Opus Dei han sido más pacíficos que Alejandro VI o Hitler. Se agradece
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris