Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Copo   Política   -   Sección:   Opinión

“A la sombra”

Mi preocupación es que su primer fichaje haya sido el ex ministro Jordi Sevilla
José García Pérez
lunes, 22 de junio de 2015, 22:08 h (CET)
No se puede negar, hacerlo sería una auténtica estupidez, que la puerta en escena del Secretario General del PSOE, Pedro Sánchez, en su re-presentación ante la militancia socialista como futurible Presidente del Gobierno de España es merecedora de todo elogio.

Ni Clinton, Bush u Obama podían haberlo hecho con más exquisitez y rotundidad, o sea, la bandera nacional como telón de fondo y él, el candidato, repitiendo una vez y otra la palabra España.

No sé si fue por cuestión de agenda, pero se echó de menos la presencia de Felipe González y un poquito, solamente un poquitín, eso que llaman “alma” republicana socialista que parece, según se desprende de los últimos pactos, se encuentra por Cataluña, Baleares y Valencia con sus compadres chalaneando con los separatistas de las mencionadas comunidades.

Pero siendo importante este empuje hacia el concepto “zapaterista” de que “España es una nación discutida y discutible”, no lo es menos su intento de ir formalizando un gobierno “a la sombra” que lo instruya y eduque en la enorme responsabilidad de conducir a buen puerto los problemas que tienen los españoles a los que representa la enorme bandera que Bono, José, debe estar envidiando.

Mi preocupación, auténtica barbaridad que a mi edad tenga que pasar por semejante trance, es que su primer fichaje haya sido el ex ministro Jordi Sevilla, aquel señor que, más o menos, susurró al oído de ZP aquello que “no se preocupase por la economía que eso lo arreglaba él dándole un par de horas de clases particulares sobre el tema”.

No voy a entrar ahora, no es momento de ello, si Zapatero fue un mal alumno o el tal Jordi un pésimo maestro, pero lo que sí es cierto es el resultado final que nos dejaron en colaboración de Pedro Solbes y Elena Salgado, a saber, una ruina que seguimos pagando.

Le pediría al del bandera española, colocada como telón teatral, que se vaya buscando otros profesores o profesoras, no sea que la diñemos de un ataque de nervios antes de comenzar la función.
Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

Sánchez en situación apurada

Casado exculpado por el fiscal

Los ejes sobre los que Hitler construyó el Nazismo

La historia que sigue después es conocida, y sin embargo sus promesas nunca fueron cumplidas

Una muralla para aislar el desierto del Sahara

Intelectuales de todo el mundo analizarán en Marruecos el problema de la inmigración que causa insomnio y desacuerdos en Europa

El discurso de la payasada

Cuatro artículos que me han ayudado a encontrar la mía

Heráclito

Es un filósofo presocrático que ha especulado acerca del mundo y de la realidad humana
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris