Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Internacional   -   Sección:   Opinión

Conjura mediática contra Oscar Tuma

Encuestadores que jamás acertaron sus pronósticos siguen siendo consultados por el periodismo venal, demostrando que en Paraguay no se pierde ni gana reputación
Luis Agüero Wagner
@Dreyfusard
domingo, 21 de junio de 2015, 23:30 h (CET)
Decía un tribuno paraguayo de principios del siglo XX, que en Paraguay nadie pierde ni gana reputación. La afirmación parece confirmarse si se tiene en cuenta a los encuestadores que el monopolio de medios utiliza para promocionar las candidaturas de políticos que son de su agrado, o para encubrir los fraudes electorales en contubernio con los tribunales que los juzgan.

Ello se ha confirmado con los números absurdos que han presentado para intentar posicionar en el imaginario popular, al cuestionado intendente Arnaldo Samaniego como favorito para ganar su reelección en Asunción. Los números difundidos tienen la aviesa intención de perjudicar las chances del principal antagonista de Samaniego, el diputado Oscar Tuma, quien ha desarrollado una briosa campaña que no está acorde con las cifras que el monopolio intenta atribuirle.

Según explica uno de los más grandes intelectuales franceses del siglo XX, el sociólogo Pierre Bordeau, las encuestas falsas son una herramienta para construir una opinión que no existe. Señala tres puntos para entender su afirmación, luego de haber estudiado por décadas las encuestas de opinión..

Toda encuesta de opinión supone que todo el mundo puede tener una opinión; o, en otras palabras, que la producción de una opinión está al alcance de todos. Aun a riesgo de contrariar un sentimiento ingenuamente democrático, pondré en duda este primer postulado.

Segundo postulado: se supone que todas las opiniones tienen el mismo peso. Pienso que se puede demostrar que no hay nada de esto y que el hecho de acumular opiniones que no tienen en absoluto la misma fuerza real lleva a producir artefactos desprovistos de sentido.

Tercer postulado implícito: en el simple hecho de plantearle la misma pregunta a todo el mundo se halla implicada la hipótesis de que hay un consenso sobre los problemas, entre otras palabras, que hay un acuerdo sobre las preguntas que vale la pena plantear. Estos tres postulados implican, me parece, toda una serie de distorsiones que se observan incluso cuando se cumplen todas las condiciones del rigor metodológico en la recogida y análisis de los datos.

A lo señalado por Bordieau, se agrega que existen opiniones que son declaradas ausentes por la “realidad” de los medios, algo común en el caso que nos ocupa.

Tuma por ejemplo, fue invitado a un programa televisivo donde supuestamente debatiría con el intendente Arnaldo Samaniego. Sin embargo, una vez en la emisora de TV, el intendente Samaniego expresó que deseaba un bloque exclusivo para exponer, en un monólogo plagado de autoelogios, sus “grandes logros” al frente de la administración comunal de Asunción.

La insólita pretensión fue rechazada por Tuma y otros candidatos, dado que es absurdo que el intendente se niegue a rendir cuentas de su gestión a la ciudadanía, o a ser interpelado por los demás candidatos.

"Es lamentable que algunos periodistas defiendan la impunidad de Arnaldo Samaniego porque les auspicia el programa" señaló también el diputado y candidato a la intendencia de Asunción. "El intendente no quiere discutir con nadie y quiere tener el micrófono solo para él, porque malgasta dinero del municipio comprando espacios publicitarios", arremetió, citando algunos espacios radiales y televisivos que contaron con la presencia de Samaniego y que le negaron la posibilidad de intervenir para el debate.

Como expresa Bordieau sobre casos como éste: “En suma, he querido decir que la opinión pública no existe, al menos bajo la forma que le atribuyen los que tienen interés en afirmar su existencia (léase periodistas o encuestadores pagados por los medios)”.

“ He dicho que existen, por una parte opiniones constituidas, movilizadas, de grupos de presión movilizados en torno a un sistema de intereses explícitamente formulados; y, por otra, disposiciones que, por definición, no son opinión si se entiende por tal, algo que puede formularse discursivamente con una cierta pretensión a la coherencia”.

Y añade: “Esta definición de opinión no es mi opinión sobre la opinión. Es simplemente la explicitación de la definición que ponen en juego las encuestas de opinión cuando le piden a la gente que tome posición respecto a opiniones formuladas y cuando producen, por simple agregación estadística de las opiniones así producidas, este artefacto que es la opinión pública. Simplemente digo que la opinión pública en la acepción implícitamente admitida por los que hacen encuestas de opinión o por los que utilizan sus resultados, simplemente digo que esta opinión no existe”.

Esta calificadísima opinión tal vez sea la más clara prueba de una conjura mediática contra Oscar Tuma, contra quien se ha usado como arma el artificio de la opinión pública estudiada con falsas encuestas, justamente de encuestadores que jamás han dado en el clavo en cuanto a resultados, pero que vuelven a ser consultados una y otra vez por los medios con quienes trabajan en equipo.
Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

¡Cuidado con Sáez de Santamaría! Sería el mayor error elegirla

Ella ha sido, sin duda, parte importante de las causas del fracaso del PP en el tema catalán

Opus Dei: Comentario crítico a una carta (XIII)

"Los trapos sucios se lavan en casa", se repite mucho en el Opus Dei, en referencia a todas estas desgracias

Corresponsabilidad

Amar al prójimo como a uno mismo es la máxima expresión de corresponsabilidad

Opus Dei: Comentario crítico a una carta (XII)

A ellos (a los miembros del Opus Dei) no se les "ofrece", sino que se les obliga a tener esa dirección espiritual

La ministra de Justicia cree en milagros

¿Novata o inexperta?
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris