Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Con el telar a cuestas   -   Sección:   Opinión

Una apostilla al blog de Bernarda Ocaso

Ángel Sáez
Ángel Sáez
viernes, 30 de noviembre de 2007, 04:56 h (CET)
(¡A LA MIERDA –CON PERDÓN PARA LA TAL- !)

“Exígete mucho a ti mismo y espera poco de los demás. Así te ahorrarás disgustos”. Confucio

Parafraseando el razonamiento, o sea, plagiando la idea que adujiste en el prólogo que colocaste a la primera versión editada (de la que tuvo noticia el menda, si he de ser fiel a la más exacta explicación) de uno de tus relatos, en el que te mofabas a gusto, con ganas, de mi persona, debo trenzar que este escolio que urdo aquí y ahora es íntegramente apócrifo. Tanto el argumento como sus personajes son corolarios de la pura y dura invención del pesquis extravagante y calenturiento de servidor, su hacedor. Cualquier parecido con la realidad es pura “serendipia” o “serendipidad”, que, para los más memos, los menos avisados (según unos) o pedantes (según otros), quiere decir, amén de otras muchas cosas, casualidad, chiripa. Así que va para y por ti, mi alumna más aventajada, pero, asimismo, catedrática (y hasta decana) en enredos (pues los tales acaecieron, sin hesitación, en la red de redes y demás predios) varios, de diverso jaez, porque fuiste capaz de interpretar a la perfección los papeles de la mujer más pía del mundo y el ente de mente más demente y malévolo que pisó el orbe, peor incluso que el pus, y, además, pongamos (por un acaso, acoso, acuse de recibo o nuevo “yo acuso”, en la línea del de Émile Zola) que te llamas como la autora del blog que comento, Bernarda. De quien, por fin, estoy persuadido, de manera proba, de que debí pasar, hace mucho tiempo, olímpicamente, y me siento muy contento de hacerlo ahora, pues me importas un bledo o comino, como prefieras, pero a quien otrora (lo reconozco sin ambages) amé como nunca antes amé a ninguna otra fémina, con toda mi alma, sin fisuras, mas, habiendo alargado Cronos sus brazos un año cabal, desde que te conocí, he llegado a detestarte y hasta maldecirte, con todas las fuerzas de mi ser, por la mala leche que agregaste a mi existencia y la peor uva todavía que extrajiste de mí o la atrabilis que me legaste para el resto de mis días.

Todo un acierto (hilados estos vocablos con suprema ironía, por supuesto), de veras, lo de llamarle a tu blog así, de esta guisa, “El pantalán empantanado de Bernarda Ocaso” (dando el mar y el sol de lleno en la garita que allí se halla), pues fue una verdad como un templo, una realidad incontrovertible, que a tus alumnos (si no marro de persona, que puede, pero esa cara con papada –semejante a la de Rodrigo de Borgia/Borja, el Papa Alejandro VI-, el rostro de la fotografía que has colocado en tu blog, es el calco, la copia o el vivo retrato de la “potra” o “prota”, nada agonista, de mis pesadillas, tú) nos diste a probar las razones trigonométricas de nuestras sinrazones, tus senos, cosenos, tangentes y cotangentes, pero no dejaste que ninguno de nosotros pudiera catar lo que más anhelábamos, tu altar, hontanar u oasis, a la sazón, según tú, profesora de Matemáticas (y también, solapadamente, de asesinos de auténticas almas gemelas o “matamitos”) y maestra en hacer glúteos “apanderados” (para unos) o abanderados (para mí) y muslos amantecados y urdir y enviar mentecatos SMS, impracticable, seco.

En representación de toda la clase, firma la presente apostilla (portando una peluca pelirroja, disfrazado del difunto y genial Fernando Fernán Gómez)

Noticias relacionadas

Qué explicaría la visita de Xi Jinping a Panamá

Panamá no constituye ejemplo de gran o mediana potencia

¿A quién voto en las próximas elecciones andaluzas?

Los socialistas han gobernado en Andalucía desde 1982 sin interrupción y no hemos salido del vagón de cola

Macron y Mohammed 6 en tren de alta velocidad

Mientras otros países del Magreb se resisten a la modernidad, Marruecos se suma a la carrera espacial y viaja en trenes de alta velocidad

¿Hacia un Brexit traumático?

La irrupción de fuerzas centrífugas consiguió la victoria inesperada

Interior del Ministro de Interior

​Desayuno de Europa Press con el ministro de Interior Grande-Marlaska en el hotel Hesperia de Madrid. Llegué con adelanto y atendí el WhatsApp: “¡Vaya espectáculo!.
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris