Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Internacional   Paraguay   -   Sección:   Opinión

España ya no cree en la independencia del Sáhara Occidental

Más de un cuarto de los españoles no tiene opinión sobre el tema, y del resto apenas 52 por ciento apoya todavía la independencia
Luis Agüero Wagner
@Dreyfusard
jueves, 18 de junio de 2015, 23:30 h (CET)
Hace unas pocas semanas, un grupo de parlamentarios españoles se manifestó a favor de los intereses argelinos en el Sáhara Occidental, alegando como pretexto “la deuda moral de España” en Africa.

Estos españoles preocupados en la descolonización de territorios que ocuparon en África harían bien en pensar también en retirarse de Ceuta y Melilla, o hacer un mea culpa por haber usado armas químicas en la guerra del Rif, de 1921 y 1925.

Afortunadamente, los españoles que dicen creer estas versiones interesadas sobre el conflicto del Sáhara, se van convirtiendo en minoría, señalan los últimos estudios.

Un reciente informe del Real Instituto Elcano muestra una importante caída del apoyo de los españoles a la independencia del Sahara Occidental.

El Barómetro del Real Instituto Elcano (BRIE) hizo público que en la última década los españoles han modificado su pensamiento sobre el papel que debe cumplir España en el problema del Sáhara. En 2015 la mitad de los españoles interesados en el problema del desierto cree que la solución es la independencia, porcentaje que en el 2005 llegaba al 72 por ciento. En conjunto, el asunto interesa menos a los españoles, lo que se refleja en que más de la cuarta parte no tiene opinión sobre el tema.

“El resultado es una caída nítida del porcentaje de los que creen que España debería apoyar la independencia del Sáhara, mientras que se mantiene igual la opción de que se apoye su conversión en una región autónoma dentro de Marruecos” señala el estudio. Considerando a los indiferentes al asunto, se deduce que apenas un tercio de los españoles apoya la independencia del Sáhara Occidental.

El asunto nació en realidad de un entramado de intereses creados por el Frente de Polisario y su aliado Argelia, falseando la historia y las realidades. La controversia fue aprovechada por oportunistas, sobre todo de ONG corruptas, que vieron en la polémica una veta para lucrar.

A pesar de la intensa campaña de desinformación que desarrollaron estos grupos, la posición fue cambiando en España desde que Marruecos propuso su Plan para la autonomía del Sahara bajo soberanía marroquí.

Este plan marroquí fue sumando aliados no solo en la opinión pública, también en la comunidad internacional, al punto que la mayoría de los gobiernos hoy lo considera el único viable y creíble.

En una reciente visita a Marruecos, el mismo ex jefe de gobierno español José Rodríguez Zapatero vaticinó que “muy pronto” la comunidad internacional terminará aceptando el liderazgo marroquí en la resolución de este conflicto que lleva cuatro décadas. Es más, durante la reciente cumbre entre Rajoy y Benkirane, el tema del Sáhara ni siquiera fue mencionado como parte de la agenda.

Los marroquíes consideraron siempre que no se puede usar la palabra autodeterminación para lograr dividir un pueblo que siempre ha sido el mismo, y menos aún defender la intangibilidad de las fronteras que el colonialismo trazó en África. Su contraparte habla de descolonizar, pero defiende el absurdo de que el Sáhara es todavía colonia española.

Fuentes marroquíes han dejado bien claro que “el día que Argelia quiera resolver la cuestión del Sáhara se resolverá. Si Argelia quiere, el problema se resolverá en días o semanas, pero no mientras mantenga una posición dura que invitamos a revisar. No comprendemos cómo con un país hermano tenemos este problema que dura desde hace tantos años y que supone una pérdida de energía y recursos tremenda en ambos lados”.

Como el Sáhara Occidental es considerado un invento de los españoles, el cambio de opinión de los mismos en este tema podría ser un gran aporte a la resolución del problema. Aceptando el plan de autonomía para el Sáhara podrían hacer un gran favor a los desgraciados pueblos del Sáhara, que por décadas han visto su representatividad legítima usurpada por voceros de intereses creados.
Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

Un recién nacido en una bolsa de basura

Un niño muerto arrojado a un vertedero causa más interés mediático que cien mil abortos

Una boda de altura

Este Papa no tiene remedio

Montaigne

Un gran conocedor de la naturaleza humana

Donde los chef famosos acaparan fama, dinero y egocentrismo

“El explícito y voluntarioso elogio de la creatividad acaba produciendo más cretinos que creadores, porque pensar que la creatividad se encuentra en la radicalidad es un error colosal” Santi Santamaría

Trump no podrá detener el movimiento por los derechos de los inmigrantes

Aunque salga a perseguir a sus líderes
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris