Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Disyuntiva   -   Sección:   Opinión

Matar ideas vivas

Aunque los planteamientos sean sencillos, solemos poner mucho empeño en reducirlos a la nada, para luego denostarlos como inservibles
Rafael Pérez Ortolá
jueves, 18 de junio de 2015, 23:23 h (CET)
Con indiferencia dejamos crecer a los monstruos, presenciamos sus desmanes; lamentando después la sucesión desdichada de sufrimientos originados, si fuera posible, desde la lejanía.

La siguiente SECUENCIA nos aboca esa realidad en 5 fases:
1. Desprecio total a las ideas vivas ligadas a lo esencial del ser humano.
2. A continuación no nos consideramos responsables de las acciones desarrolladas por desalmados.
3. Somos cómplices, al sacar provechos de algunos eslabones de las cadenas perniciosas.
4. A lo sumo, apoyamos de algún modo a los sufridores peor situados, sin el recuerdo de la desidia y complicidad previos.
5. Seguimos indiferentes ante la cadena provocadora de dichas extorsiones; lo hacemos incluso con entusiasmos democráticos impregnados de actitudes evasivas.

Partimos pues de vicios previos. Si la Ética es una cualidad personal, la hemos dibujado en los códigos éticos del papel impreso, para despreocuparnos de sus exigencias particulares. Ya están en los códigos, a qué nuevas cavilaciones. ¿Arrepentimientos? ¿De qué? ¿Cada uno no ejerce su libertad en busca de los mejores rendimientos? Porqué me dará la sensación de que en los debates educativos priman los contenidos organizativos y no la diversidad cualitativa de los alumnos para adaptarse a ellos. La vida y las libertades CHIRRÍAN entre las tramas creadas. Deambulamos con la desazón de vernos privados de los conceptos básicos. Quizá sea más simple, no los tenemos en cuenta para la toma de decisiones.

Eso de la verdad descarnada es bien poca cosa. Sólo adquiere visos de VERDAD auténtica si la vivimos enhebrada con AMOR, en un aprendizaje continuo adherido al carácter polifacético de cuanto llegamos a manifestar los humanos. ¿Qué supone la verdad de un dato frío? Elaboración de estadísticas, relatos de un viaje, leyes concretas en determinadas circunstancias, noticias publicadas al son de cada medio periodístico, declaraciones; configuran un conglomerado con muy diferentes caracteres cualitativos, abiertos a la participación masiva, pero con predominio de las proclamaciones de rango individual. La calidez de las intervenciones es un condicionante potente para su sello diferenciador.

Por falta de ideas no será, bullen sin cesar en cada cerebro, con sus características de lo más peculiares; las hay duraderas, esporádicas e intrascendentes, sólo algunas son determinantes para la vida de las personas. Las mejores adquieren vida propia por su ligazón con los requerimientos del ser humano. Eso no equivale a que sean respetadas por todos los individuos, menos adún, que estos adecúen sus prácticas con los ideales pensados. Comparecen dos áreas separadas. La CONGRUENCIA de las ideas con el fundamento real de la existencia. La aceptación de dichos conceptos por parte de la ciudadanía. La disyuntiva radica en el desdén o la valoración coherente de los razonamientos.

¿Ustedes dirían que predominan las ideas vivas demostradas a lo largo de los tiempos, o por el contrario, el encandilamiento por las novedosas e intrigantes? En la actualidad es notorio el apasionamiento por lo nuevo, resulta liviano, su acogida o abandono no exigen esfuerzos reflexivos. Como si el pensamiento clásico no ejerciera con una renovación constante en cada aplicación. Descontentos con la simple preferencia, damos pasos adelante que resultan REGRESIVOS y desprecian las ideas nutricias forjadas por los razonamientos prolongados. Establecemos el principio de que no existen esas nociones permanentes, nadie puede pregonar ideas con esa fuerza, y así quedamos instalados en la mediocridad.

Los conceptos importantes no están depositados en los anaqueles de grandes archivos a disposición de cualquiera. Recorren los vericuetos de los pensamientos, pasan por mil caminos, en una adaptación constante a la realidad. Sus apariciones son veleidosas, evidentes de por sí, a disposición del personal con suficiente perspicacia para detectarlos; aunque resulten evanescentes cuando de fijarlos se tratamos. No es cuestión de su valía, esta resulta impotente ante la ORIENTACIÓN contraria de las preferencias por parte de quienes integren cada grupo social. Es una distorsión patente en las movidas sociales, el seguidismo frívolo de alguna consigna lanzada en el momento oportuno, suele arrinconar los razonamientos.

Hoy en día cobran relevancia dos ideas fundamentales, precisamente por el desprecio con que las tratamos y las penosas consecuencias derivadas de semejantes deslices. Parece mentira que el fondo común, correspondiente por ello a todas las personas y las consiguientes actitudes de comportamiento en la comunidad, los tengamos tan descuidados, hasta extremos inexplicables.

Si recordamos algo del pensamiento en común, la noosfera, que intercambia percepciones con todo el mundo, ese poso del SABER HUMANO desciende necesariamente a la dignidad de cada persona en particular, si no, qué tendría de común. Pues bien, en una contemplación somera de lo que ocurre, desde el trato dado a los diferentes o discordantes, el abandono de cualquier consideración, con la corrupción al por mayor; llevados a la tergiversación torticera de las ideas hasta la saciedad, surge la duda: ¿Podemos seguir hablando de entes comunitarios? La lectura sociológica traduce términos muy apegados al solipsismo favorecedor de los mayores egoismos. Luce una realidad disgregadora.

Las palabras son sufridas, las hacemos variar de significado a cada paso. El carácter solidario entre los miembros de una comunidad, quizá fuera una elucubración sin sentido real. Si no, observen de cerca como hay multitudes arrastradas entre miserias, mientras desde las poltronas les chupan hasta el tuétano. ¿Pluralismo y diversidad simples? ¡Quiá! En cada sector actuan los DOMINADORES, en el norte y en el sur, la ubicación modifica las formas, no el fondo arbitrario. Asombra la potencia contraria al equilibrio social; ya no tanto, dada la permanencia de sus actuaciones, pero sí en cuanto que gozan de implantación universal. ¿Expresión de una armonía imposible? ¿Será que no existe capacidad de reacción ni alternativas?

Aunque los planteamientos sean sencillos, solemos poner mucho empeño en reducirlos a la nada, para luego denostarlos como inservibles. Algo así ocurre con el o IMPERATIVO categórico de Kant. Actúa siempre de tal modo que tu planteamiento pueda servir de norma universal, para todos. En un sentido muy democrático, no hablaba de ninguna imposición foránea, con el requerimiento ineludible de la libertad decisoria del protagonista; sin embargo, como integrante de la humanidad debía participar en el ámbito general, sin arrollar los mismos derechos en los demás. Acogeremos o no dicho imperativo, en cada uno de nosotros radica la decisión. Qué le vamos a hacer si predomina el desdén hacia esta recomendación. No queda otra, en el disfrute caprichoso de la libertad, habremos de asumir las consecuencias derivadas
Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

Burla burlando van más de 3200 empresas huidas de Cataluña

“El arte de la economía consiste en considerar los efectos más remotos de cualquier acto o política y no meramente sus consecuencias inmediatas; en calcular las repercusiones de tal política no sobre un grupo, sino sobre todos los sectores.” Henry Hazlitt

Es hora de decir la verdad

“Quienes alcanzan el poder con demagogia terminan haciéndole pagar al país un precio muy caro”. Adolfo Suárez

Cristina Cifuentes y el PP en rojo

Vestida de rojo. Labios pintados con carmín carmesí brillante

¿La ventaja de Ciudadanos debe inquietar al PP?

¿Ha llegado el cambio de ciclo que enviará al PP a la oposición?

Metapsíquica inútil

El nihilismo es el resultado de buscar el sentido de la vida por caminos equivocados
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris