Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Carta al director  

Forum y Afinsa en el Senado

Pilar Artola
Redacción
jueves, 29 de noviembre de 2007, 05:15 h (CET)
Pude seguir la sesión del Senado en la que se debatió el proyecto de ley de bienes tangibles a través del canal de televisión de la cámara alta. El estar presente en un debate parlamentario es algo que deberíamos poder hacer todos los ciudadanos porque esto nos acercaría a la tarea que realizan los políticos que están allí como asalariados nuestros.

Tras un largo y tedioso debate sobre el estatuto de Castilla-León, llegó el turno para el debate de esta ley en el que se preveía la posibilidad de dar una solución razonable a las 460.000 familias españolas a las que un 9 de mayo de 2006 se les dejó sin sus ahorros.

Pues bien, los senadores de casi todos los grupos nada más anunciarse el inicio de este debate huyeron despavoridos a la cafetería del Senado. El aforo de la cámara alta apenas acogía a una quinta parte de los senadores.

Entre quienes se quedaron había un grupo de senadores socialistas encargados de animar el cotarro, agazapándose literalmente en sus escaños como críos de cuatro años para insultar a los senadores del PP y de EA que defendían una solución a este grave problema, la mayor crisis financiera de la historia reciente de España sin que el presidente pudiera orden.

Cuando llegó la votación el bar se vació y sus señorías ocuparon sus escaños. El responsable de cada grupo iba mostrando elevando su brazo con un solo dedo o con dos lo que tenían que votar y aplicadamente iban presionando el botón correspondiente.

La democracia, señores senadores, no es esto. Esto es una verguenza para un país que ha vivido una dictadura durante décadas. Ustedes, salvo honrosas excepciones, no se merecen el sueldo que les pagamos, pervierten la democracia y son una deshonra para los millones de españoles que nos ganamos el jornal con nuestro sudor día a día.

Noticias relacionadas

La palabra sabia y agradable del escritor. Parte I

Recopilación de pensamientos sin retorno, de la escritora para los animalitos

A Rosario Murillo

“El error es un arma que acaba siempre por dispararse contra el que la emplea”. Concepción Arenal. (1820-1893)

Un Estado que regule

“Pero sí hay una paradoja: los ricos de las sociedades se han vuelto más ricos, y los pobres son más, pero más pobre que antes”

¡No más nudos entre nosotros!

“El mundo será lo que nosotros queramos que sea”

Podemos (2015) si, VOX (2019) no, ¿la JEC también discrimina?

En ocasiones, la fe en nuestras instituciones se tambalea al comprobar que, también en ellas, se producen decisiones que, a cualquier ciudadano, le hacen chirriar sus convicciones democráticas
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris