Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Política   Madrid   -   Sección:   Opinión

Los tuits y las formas

Polémica en la nueva alcaldía de Madrid
José Manuel López García
martes, 16 de junio de 2015, 23:33 h (CET)
La polémica causada por los tuits de dos concejales de Ahora Madrid, especialmente, por los de Guillermo Zapata, me parece normal, porque desde mi punto de vista está claro que el buen sentido y el respeto es lo exigible, en lo que se publica en las redes sociales. Y esto mismo se hace extensible a todo lo publicado, ya que sobrepasa el ámbito puramente privado.

La especie de “dimisión parcial” de Zapata mantiene un equilibrio político que, quizás, de no haberse producido, dañaría la credibilidad del equipo de Manuela Carmena, y de ella misma como alcaldesa de la capital del país.

La petición de disculpas, ya realizada, a las víctimas del terrorismo, y a los afectados por el Holocausto, a la familia de Marta del Castillo, y a Irene Villa y sus seres queridos, es lo menos que se puede hacer.

Al dolor provocado por la violencia, del tipo que sea, no se le debe añadir más, al contrario, es necesaria una actitud de apoyo y consideración de las circunstancias que viven los que han sufrido y padecen todavía, las consecuencias del sinsentido, la irracionalidad, y la muerte.

La visceralidad y la inmediatez son algo positivo, si se saben emplear en los ámbitos adecuados, que no suelen ser los públicos, por motivos fáciles de comprender. La elaboración irreflexiva de tuits, por denominarla de alguna manera, aunque parezca algo contradictorio en los términos, es frecuente en Twitter, y esto es algo completamente inaceptable.

La juventud está siendo formada en los centros educativos en el uso responsable y respetuoso del lenguaje en Internet, y fuera de él, y esto es algo lógico y ético, para evitar problemas y situaciones indeseadas. Otro asunto es lo que se ve, y se oye en la realidad de cada día.

No se deben escribir insultos, amenazas, injurias, difamaciones, etc, en los medios, o en las redes sociales. Porque se está incumpliendo el derecho al honor que todos los ciudadanos tenemos garantizado por la ley y la Constitución. Existen infinitos modos de escribir, sin necesidad de faltar al respeto de ninguna persona.

Incluso el portavoz de Podemos, Rafael Mayoral, ha lamentado, públicamente, los tuits de la discordia de estos dos concejales: Pablo Soto y Zapata.

Y esto, lo dice, desde un planteamiento prudente, porque la marca Ahora Madrid, y las medidas políticas y sociales que va a aplicar en la capital de España y del español, están elaboradas con una cierta independencia y autonomía respecto a Podemos, aunque estén en la misma línea general de acción política, por razones obvias.

Y no se trata, en principio, de saber, si ha habido políticos de otros partidos que han escrito tuits ofensivos, porque es posible que los haya, ya que la agresividad incontrolada de la naturaleza humana puede aflorar siempre, independientemente, de las siglas políticas.

Y también parece claro, que fuera del Ayuntamiento de Madrid, existen peores tuits publicados. Otra cuestión es la de la eliminación de los tuits insultantes, burlas, etc., por parte de Twitter.

Es necesario tener claro lo que se puede considerar ofensivo en un tuit. Y no me parece que sea, especialmente difícil, saberlo. Simplemente, hay que aplicar el sentido común, y el buen sentido. Y en caso de duda, optar por la actitud prudente en la expresión de las ideas y opiniones, ya que el idioma español es riquísimo, y permite infinidad de construcciones oracionales coherentes. La reformulación léxica de lo que se quiere escribir es una alternativa, permanentemente abierta, para todos.
Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

A contracorriente

Lo que has de reprochar, antes de hacerlo a otro, corrígete a ti mismo por si acaso

Me quedo con Houellebecq

Neorreaccionario, xenófobo, misógino, islamófobo, neofascista, adicto al sexo… Un deshecho de virtudes que adjetivan a uno de los escritores más vendidos de Francia: Michel Houellebecq

Ternura

En los tiempos históricos e histéricos que vivimos, se me hace “raro” escribir sobre la ternura

El sermón final de San Óscar Romero sigue resonando en la actualidad

Ante una orden de matar que dé un hombre debe prevalecer la ley de Dios que dice ‘No matarás

Complot de iluminados para asesinar al Kingfish

Inquietantes datos detrás de asesinatos políticos fundamentan teorías conspirativas que por mucho tiempo se consideraban producto de una paranoia delirante
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris