Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Revista-musica

Etiquetas:   Crónica Festivales   -   Sección:   Revista-musica

Super Furry Animals llenan de psicodelia la noche valenciana

Gloria March
Redacción
viernes, 30 de noviembre de 2007, 23:00 h (CET)
Disfraces, rábanos, carteles, cascos de otro planeta, guitarras con mensajes en castellano… formaron parte de la presentación de 'Hey Venus!' el último trabajo de los ingleses en el marco musical del Wintercase. Psicodelia, precedida por el rock electrónico de Ratatat, una mezcla musical que despierta los oídos medio dormidos después de los festivales veraniegos.




Super Furry Animals.



La sexta edición del Wintercase (versión light invernal del Summercase) se inició con una gira de presentación muy pintoresca: intimismo místico de Mishima, gospels de Spiritualized y los enérgicos Soulsavers acompañados vocalmente por Mark Lanegan. Todos ellos pasaron por Bilbao, Madrid, Barcelona y Valencia dejando el turno a los 'animales super peludos' (traducción rápida del grupo galés arriba en la foto) acompañados por el trío Ratatat.

No acabamos de saber si fue por la tardanza en abrir las puertas del recinto (más de una hora por problemas de sonido) o por la propia decisión de los organizadores, pero el escueto concierto de Ratatat dejó a muchos con ganas de más. Treinta minutos, siete canciones y mucha energía en cada acorde hacían que los presentes se sorprendieran primero y entraran en ese universo electrónico con despuntes de hip hop y descargas rockeras de la mano de Mike Stroud. El guitarrista lanzaba su melena como si estuviera en un grupo de hard rock pero los ritmos del teclista Evan Mast te devolvían a un mundo de mezclas funkys y pop con restos vintages. Tocaron de forma rápida y contundente temas como 'Wildcat' o 'Loud Pipes' de su nuevo 'Classic' dejando a muchos con la miel en la boca al no tocar casi nada de su anterior trabajo.

Este trío de Brooklyn ya pasó por tierras ibéricas formando parte del Summercase y esperemos tener la oportunidad de volver a verles en un concierto en condiciones. Si es que sus riffs y beats deben de tener algo cuando grupos como Interpol, !!! o Tortoise quieren irse de gira con ellos, por ahora Björk será la agraciada ya que los tendrá de teloneros en su próxima actuación de Las Vegas.

Fue tal el despliegue sonoro que cuando acabaron el concierto seguidores antigüos así como recientes fans se abalanzaron sobre el escenario pidiendo más canciones. Ellos levantaban los hombros e intentaban dar las gracias a unos micrófonos que estuvieron en todo momento desconectados.

Los 'animales' galeses tuvieron más tiempo para pasarlo bien en el escenario, porque a parte de tocar, este grupo que ya cumple quince años, disfruta cada canción, sorprenden con cada estrofa. El cantante Gruff Rhys se pone tierno al más puro estilo pop, pero de repente el guitarrista Huw Bunforfd se pone a cantar un coro místico propio de las tribus hindús. Uniformados con unos trajes chaqueta marrones con las siglas SFA pasaron por algunas canciones de su 'Rings around the World' y 'Love Kraft'.




Ratatat.

Los componentes de Ratatat no dejaban de entrar y salir del backstage para disfrutar de la atmósfera tan característica que marcan estos galeses. Abiertos a la improvisación constantemente, decidieron dedicar una canción muy (muy) corta al borracho de la primera fila que no dejaba de gritar en todo el concierto. La canción consistió en tener todos (público incluido) las manos sobre la cabeza a modo de orejas de conejo y soltar un largo ummmm para tranquilizar a las bestias aunque acto seguido rompían con las primeras notas de 'Into the night'. Country con guitarras adornadas con cerebros dibujados entrelazados con la frase en castellano 'brilla por su ausencia', música orquestal en 'Carbon Dating', teclado pop en 'Show your hand', rock progresivo en 'The Gatewal song'. Todo cabe en un concierto de Super Furry Animals.

El cantante se pone a comer rábanos para hacer las bases vocales de una canción, al batería le viene una vena egocéntrica y canta como si fuera el único en el escenario mientras Gruff se pone un casco de astronauta para cantar 'Juxtapozed with u'… Todo forma parte del mismo espectáculo. Y como todo espectáculo que se precie los finales son grandiosos apostillados por varios carteles en castellano donde habían escrito con rotulador negro 'Gracias Valencia con amor' y al darles la vuelta 'sé tu mismo'. Más que un concierto parecía una película sobre la psicodelia de los años ´70, dedicaron su última canción a 'los grandiosos Ratatat' y último cartel con 'El final'. Humor inglés para una noche de música y divertimento.

La próxima parada musical en tierras valencianas serán The Editors que tras su exitoso 'The Back Room' intentarán seguir la estela creada el año pasado en sus fuertes directos (inolvidable concierto hace dos años en Lovaina donde eran teloneros de Franz Ferdinand y el bajista casi tuvo que salir del escenario de lo mareado que acabó). Su nuevo 'An End Has a Start' repita la misma formula empleada en su trabajo anterior pero con menos espontaneidad. Vendrán acompañados de un grupo del que todos hablan y poco se conoce, How I Became a Bomb. Unos norteamericanos que sólo cuentan con un mini elepé llamado 'Let´s go' pero cargado con ritmos de un pop brillante… eso es lo que ellos dicen, habrá que verles.

Como cierre a esta frescura musical en pleno invierno se pasarán por la que era la sala Cormoran (actual Mirror) Spoon y Animal Collective. Pop elaborado los primeros y post-rock instrumental con destellos introspectivos los segundos. Una buena forma de pasar las húmedas noches valencianas.

Noticias relacionadas
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris