Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Carta al director  

Consecuencias de un pseudo-progressimo

Josefa Morales (Valladolid)
Redacción
miércoles, 28 de noviembre de 2007, 01:54 h (CET)
Leo: Refiriéndose a las décadas transcurridas desde la "catástrofe" de la revolución sexual de los 60, la columnista del Daily Mail (19-11-07), Melanie Philips, afirma: "Paso a paso, el tejido de la vida familiar fue destruido. Se desestigmatizó la maternidad fuera del matrimonio y la ilegitimidad, la cohabitación se hizo rutina y el matrimonio fue sancionado por las leyes fiscales. El resultado ha sido una epidemia de 'huerfanía' y una creciente ola de miseria juvenil y desintegración social." (…).

Por desgracia, no sucede sólo en el Reino Unido: en España tenemos cada vez más niños huérfanos de padres vivos, hijos indomables, alumnos difíciles, ciudadanos sin orden de vida ni respeto a nadie, sin ilusión, hijos de la calle, educados por los medios de comunicación que no educan y deforman. ¿ No es la consecuencia del progresismo generado por la revolución sexual de los años 60, extendido por occidente? El actual Presidente francés, Nicolas Sarkozy, parece de vuelta y hace presagiar un cambio de rumbo. Esperemos que tanto la sociedad como la clase política reaccione y vea que ese progreso es pseudoprogresismo, pura falacia desintegradota del bienestar individual y social.

Noticias relacionadas

Dame el petróleo y toma el manual de USAID

El petróleo atrajo revoluciones y guerras en América Latina, confirmando que la riqueza del subsuelo sentenciaba la tragedia del pueblo que habitaba su suelo

Crecidos por la discordia, desbordados por la violencia

Menos bombas y más abrazos, menos armas y más alma

Monumento al abuelo desconocido

Hemos visto abuelos que han sido el fiel guardián de sus nietos, horas y horas del día dedicadas a ellos, sin descanso ni pausa

120 años del arriado de la bandera española en La Habana

La ceremonia que simbolizó la renuncia de España sobre Cuba

Bersuit Vergarabat y el museo de grandes decepciones

Proyectos artísticos como Bersuit Vergarabat ayudan a transitar por este mundo aciago
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris