Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Viajando por las emociones   Coaching   -   Sección:   Opinión

¿Estoy estresado?

La ansiedad juega el papel de la reacción emocional de alerta ante una amenaza
José J. Rivero
@jriveroperez
domingo, 14 de junio de 2015, 00:21 h (CET)
En muchas ocasiones sientes cómo el tiempo se te va, ves cómo se diluye y comienzas a pensar que el estrés se apodera de ti. No sabes si eres víctima del estrés o la ansiedad.

Como ves en infinidad de ocasiones utilizamos ansiedad y estrés como sinónimos, de esa manera asociamos en ambos casos una misma forma de reaccionar, tanto nuestras emociones, nuestros pensamientos y nuestras acciones están caracterizada por alta activación fisiológica.

Podemos entender que en este proceso de adaptación y respuesta que llamamos estas existe un objetivo responder de manera efectiva al entorno. No puedes olvidar que aquí la ansiedad juega el papel de la reacción emocional de alerta ante una amenaza. Por lo tanto en este proceso de cambios, la ansiedad es la reacción emocional que solemos sentir. Ante diferentes situaciones una persona puede sentir la necesidad de movilizar recursos para dar respuesta a esa demanda, o por el contrario para volver a nuestro estado inicial de equilibrio en el que se encontraba inicialmente.

Sin duda alguna, coincidirás conmigo que solemos asociar la falta de tiempo, o nuestra propia desorganización vital con el estrés, llevándonos a cometer errores, ya que sin querer simplificamos una respuesta más compleja de nuestro cuerpo, como es el estrés, con una sensación personal que es la gestión no adecuada de nuestra vida. El estrés viene determinado por el grado de exigencia que nos planteamos al vivir situaciones novedosas que entendemos que no controlamos y creemos que son impredecibles, lo que nos hace pensar que perdemos el control sobre nuestra vida, vivenciando estas situaciones como ataques a nuestra personalidad y nuestra autoestima, lo que hace que reaccionemos intentando hacer frente a estas situaciones que no controlamos.

Es importante que sepas que el estrés produce cambios sobre nuestro cuerpo, y en concreto sobre el funcionamiento de las glándulas adrenales, haciendo que produzcan un exceso de adrenalina y cortisol en el torrente sanguíneo, produciendo un aumento excesivo de la frecuencia cardíaca, de nuestro ritmo respiratorio, lo que produce efectos sobre la presión arterial y el metabolismo.

El estrés es un sentimiento de tensión física o emocional. Puede provenir de cualquier situación o pensamiento que lo haga sentir a uno frustrado, furioso o nervioso. Por lo tanto vemos que es la reacción del cuerpo a un desafío o demanda. En pequeños episodios el estrés puede ser positivo, como cuando le ayuda a evitar el peligro o cumplir con una fecha límite. Pero cuando el estrés dura mucho tiempo, puede dañar su salud.

Para poder manejar y comprender el estrés debemos de aprender a gestionarlo, entendiendo que existen factores que podré cambiar, y que me hacen tener la sensación de recuperar el control de dicha situación y así podré generar estrategias que me ayuden a mejorar la sensación de impredecibilidad por la que he atravesado y que me ha generado esa sensación de amenaza que ha hecho que mi cuerpo reaccione defendiéndose. Entre los elementos que nos ayudan a disminuir su efecto, y que inciden directamente sobre nosotros, están los niveles de cortisol, muy relacionados con la reducción del mismo está el poder potenciar en nuestras vidas el sentido del humor que nos ayuda a percibir que nuestra vida es más tranquila y placentera, por ello es importante potenciarlo y además unirlo a una gran emoción positiva, la risa que va a disminuir nuestros niveles de cortisol, incidiendo directamente sobre el estrés.

Potencia además el optimismo puesto que nos permite obtener otra visión de nuestra vida, otra forma de percibir nuestra vida que nos lleva a aumentar la confianza sobre nosotros y en nuestras propias capacidades que hace que aumente nuestra sensación de control. Pero además nos ayuda a afrontar los problemas con constancia y perseverancia, lo que nos reenfoca a poder encontrar soluciones, potenciando una visión más positiva de nuestra vida, ganándole así la batalla al estrés.
Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

Gobernantes y gobernados

De la adicción a los sobornos, a la adhesión de los enfrentamientos: ¡Váyanse al destierro ya los guerrilleros!

Borrell en retirada o táctica del PSOE

Pátina de sensatez capaz de equilibrar unos nombramientos en su momento tomados como extravagancias

Plagscan desmiente a la Moncloa y R.Mª.Mateo censura la TV1

Un gobierno enfocado únicamente a conseguir mantenerse en el poder

Inexorable Fin de la Farsa del “Sahara Occidental”

En 1975 un pueblo desarmado derrotó al último aliado de Hitler y Mussolini que seguía delirando tres décadas después de la disolución del Eje

Respeto a la Presidencia del Gobierno

'Avanzamos' como eslogan de bienvenida
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris