Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Cultura   Educación   -   Sección:   Opinión

Reflexiones sobre educación

La recomendación de que los niños entren en la guardería a partir de los dos años me parece excesiva
José Manuel López García
jueves, 11 de junio de 2015, 22:27 h (CET)
Ante un estudio que ya se ha realizado acerca de la relación entre la educación infantil desde la más temprana edad, y la mejora del rendimiento en etapas educativas posteriores, considero que es una cuestión abierta al análisis y la valoración.

La recomendación de que los niños entren en la guardería, de forma universal, en nuestro país a partir de los dos años, me parece excesiva, por varias razones. Una de ellas es que si el nivel de mejora de las calificaciones es de un 6 por ciento en matemáticas, y un 4,4 por ciento en lengua, según la investigación, estimo que no merece la pena, privar a los niños, que son casi bebés, de la libertad característica del ámbito familiar.

Más, teniendo en cuenta, que los nacidos, actualmente, tienen una esperanza de vida que ronda los noventa o cien años, gracias a los avances de la medicina, de la higiene, y de una mejor alimentación. Esto cambia las cosas, de una manera clara y rotunda. Ya que significa que en una vida, probablemente muy larga, la formación será un proceso permanente que se extenderá más de sesenta años.

Es adecuado, en mi opinión, analizar las cuestiones educativas con perspectivas más amplias, en la sociedad del conocimiento en la que estamos inmersos.

Los supuestos efectos negativos producidos en algunas materias, porque los niños sean escolarizados después de los tres años, me parecen poco relevantes, ya que son mínimos, si pensamos también que estos resultados son del año 2009, y la sociedad digital avanza a pasos agigantados, con las posibilidades del autoaprendizaje, y de la enseñanza a distancia, etc.

Indudablemente, los padres deben seguir teniendo plena libertad para escolarizar a sus hijos a la edad que consideren adecuada. Estimo que los cuatro o cinco años es la edad más apropiada para que los niños sean escolarizados.

Pienso que los menores de tres años requieren un cuidado de tipo asistencial más que, propiamente, formativo. Creo que uno de los medios para mejorar la igualdad de oportunidades, y luchar contra el fracaso escolar, es el aumento general del nivel de exigencia a los alumnos de todas las etapas educativas.

Y el ofrecimiento de itinerarios bien diseñados, para que los estudiantes y sus familias no sientan frustradas sus expectativas de formación, en función de sus intereses y gustos.

La cultura del esfuerzo que, ya está recogida en la ley educativa, no debe ser simple retórica pedagógica. Su plasmación concreta, probablemente, se alcanzaría, con un mayor rigor en los procesos de calificación de los conocimientos, realmente demostrados, en los exámenes, por los alumnos y alumnas de todos los niveles educativos, pero especialmente, en primaria y secundaria.

En cualquier caso, el valor de la Formación Profesional debe ser más resaltado, como una vía formativa de gran importancia, aunque también esté en la mentalidad colectiva que el Bachillerato parezca, casi imprescindible, para cualquier trabajo hoy en día, o, al menos, es lo que se observa, de forma generalizada, en la sociedad actual.

Quizás, lo más decisivo, sería que los alumnos se diesen cuenta de lo que, realmente, quieren estudiar, y del gran y sostenido esfuerzo que supone superar el Bachillerato.

Y también es bueno que valoren otras opciones formativas que son más prácticas orientadas hacia diversos ámbitos profesionales, para no perder el tiempo, ya que es un recurso valioso.
Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

Al Presidente del Barcelona CF

Carta a Josep María Bartomeu

La capital catalana en plena decadencia

La alcaldesa antisistema y defensora de manteros, Ada Colau, demuestra su incapacidad para gobernar una capital como Barcelona, poniendo en cuestión su futuro desarrollo y prosperidad

La posverdad entró en el diccionario de la RAE

Pero hace tiempo que entró en nuestras vidas a través de los poderosos medios que nos gobiernan

¿Sí a la vida?

Nos estamos acostumbrando a participar de estas manifestaciones

Guías espléndidas..., inexistentes

“Aquel que no está ocupado naciendo, está ocupado muriendo”. Bob Dylan. It`s alright Ma
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris