Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Por una educación más natural

Francisco Arias Solís
Redacción
martes, 27 de noviembre de 2007, 03:56 h (CET)
“¡Qué amargura tan honda
para el paisaje,
el héroe de la fronda
sin ramaje.”


Federico García Lorca.

Los modos de vida, el desarrollo tecnológico y la organización de la sociedad actual, nos han llevado a un indiscutible deterioro ecológico del planeta. Para que el individuo tenga presente las enormes implicaciones de sus acciones sobre el sistema social y natural, se hace necesario iniciar una educación ambiental, que contribuya a que la evolución del comportamiento humano no camine independientemente al equilibrio ofrecido por la naturaleza.

Las actuaciones medioambientales no se empiezan a introducir en el sistema escolar hasta hace unos catorce o quince años con las primeras convocatorias sobre proyectos de innovación educativa y seminarios permanentes para profesionales, seguidos de la puesta en funcionamiento de granjas escuelas y aulas de la naturaleza, los primeros equipamientos que han empezado a aparecer en insuficiente número. Casas de labor restauradas, antiguos molinos, casas en la montaña son hoy los pilares de estos programas educativos, escenarios transformados en aulas de la naturaleza que sacan al niño de la escuela.

Si bien actualmente la educación ambiental está presente en muchos de los centros docentes, ésta se ha convertido en una asignatura más o menos complementaria en los planes de estudio de los distintos centros de enseñanza de muchos países.

Además, a la vista de las posibilidades laborales que tiene, se ha enriquecido en estos últimos años con numerosos cursos de postgrado y másters, que en la actualidad, y al margen de algunas empresas privadas, ofertan muchas universidades, y que constituyen las primeras incursiones en los niveles educativos universitarios.

No obstante, la educación ambiental no debe ser una asignatura más, sino que lo ambiental debe incorporarse a todas las asignaturas, debe atravesar todo el sistema educativo para que todos los ciudadanos comiencen a sentir lo ambiental y a incorporarlo en su conducta cotidiana. Igualmente, la educación ambiental debe ir unida a la gestión medioambiental, incorporándose a todos los planes y programas que con carácter sectorial se pongan en marcha a nivel estatal o regional.

El hecho de que las reclamaciones sobre medio ambiente, ruidos, contaminación ambiental, protección de espacios naturales, contaminación de las aguas, etc., no cesen de aumentar demuestran que cada vez es mayor la conciencia social de proteger la naturaleza.

Hoy día para poder conservar los escasos tesoros ecológicos que nos quedan y lograr que su existencia sea compatible con el desarrollo de la sociedad se hace totalmente necesario la creación de planes específicos que hagan que el llamado progreso y naturaleza puedan caminar sin que la presencia de uno suponga la destrucción del otro.

Se trata de una nueva forma de entender y disfrutar el medio natural sin que ello suponga una amenaza para su supervivencia. En los parques naturales es posible practicar actividades como senderismo, montañismo, recorrer rutas a caballo, visitar sus pueblos, conocer sus costumbres, gastronomía, folklore y todas aquellas prácticas tradicionales que han permitido que, a pesar del transcurso de los años, su riqueza natural haya permanecido casi intacta, para ello, se precisa de una educación más natural. Y es que, como dijo el poeta: “Los árboles son muy raros: / se desnudan en invierno / y se visten en verano”.

Noticias relacionadas

Sánchez en situación apurada

Casado exculpado por el fiscal

Los ejes sobre los que Hitler construyó el Nazismo

La historia que sigue después es conocida, y sin embargo sus promesas nunca fueron cumplidas

Una muralla para aislar el desierto del Sahara

Intelectuales de todo el mundo analizarán en Marruecos el problema de la inmigración que causa insomnio y desacuerdos en Europa

El discurso de la payasada

Cuatro artículos que me han ayudado a encontrar la mía

Heráclito

Es un filósofo presocrático que ha especulado acerca del mundo y de la realidad humana
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris