Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Disyuntivas   -   Sección:   Opinión

Sombras siniestras

Rafael Pérez Ortolá
Rafael Pérez Ortolá
lunes, 26 de noviembre de 2007, 03:51 h (CET)
¡Ay, caray! La luz en exceso abruma y aturde, aunque tranquiliza lo suyo esa visión directa de un suceso acontecido o una trama. En cambio, cuando se inmiscuyen los diversos grados de sombra, las indecisiones y las ignorancias se incrementan. A poco que se prolonguen las OSCURIDADES, el runruneo interior fragua en angustias o meras intranquilidades. La banalidad es un primer escalón, pero el engaño y la dominación pondrán un alarde de crueldad en el ambiente. No son situaciones raras; al contrario, son constitutivas del pastoreo humano y bastará un poquito de atención para saturarnos de su presencia ocultadora.

Con asiduidad se llevan a cabo reuniones políticas y de otras agrupaciones, CUMBRES de MANDATARIOS, para el estudio y planificación de asunto con marcado interés común; eso se supone al menos. Pronto quedan en posiciones dudosas los anunciados propósitos iniciales. Las parafernalias no consiguen plenamente su objetivo. Demasiadas de esas reuniones sacan a flote intereses bastardos, malicias y tomaduras de pelo. La gran luminaria inicial, se atenúa, incluso se apaga, cuando se ponen de manifiesto los pormenores. Sea Cambio Climático, Iberoamérica o Libre Comercio, como también otros proyectos, quizá fueron el primer objetivo, sólo eso. ¿Hasta dónde la sinceridad y coherencia de los planteamientos? ¿La transparencia es una tendencia dominante y se cuenta de lleno con los ciudadanos? En Chile aparecieron otras variantes.

Al considerar ese estallido ya habitual, incontinente en su verbo, impulsivo y mordaz, del venezolano Chávez, ¿Nos quedamos con una simpatía indiana autonomista? Su perfil se configura con unas sombras alargadas, bastará como muestra la lectura de esos puntos básicos de su nueva Constitución; planteada al más detestable estilo dictatorial. Por mucho distraz de referéndum, la figura no modifica estos calificativos. La actitud del Rey español, defensiva y estentórea, le lanza a una primera línea de combate extemporánea; también aquí, la primera luz se ensombrece por el protagonismo y el tono. Queda más desdibujado el presidente Zapatero, con sus antecedentes de una galanteo con Chávez y adláteres. Talante acomodaticio evidente, siempre con designios inescrutables; en los asuntos exteriores destacan unas sombras desquiciadas en la preparación, durante y en la resaca de la reunión.

A todo esto, el resto de mandatarios presentes y la presidenta chilena como anfitriona, en la sombra total, en off; como un auténtico agujero negro. Una presencia negra de betún. Me pregunto donde radicaba la posible bondad de tantas oscuridades, quizá otras intenciones subyacentes. ¿Otras sombras? En cuanto al aludido y ausente Aznar democrático, aún estamos en las sombras de su decisión más grave, conducirnos de su puño y decreto a la guerra de Irak. El papel del opositor Rajoy es complejo, la coherencia en apoyos y censuras se le retuerce. El colofón de estas singladuras sí que es consecuente, si les hacemos mucho caso, desde fuera seguiremos ejerciendo de babiecos consentidos.

Aunque se proclamen independencias y transparencias informativas, judiciales o en la enseñanza, las evidencias no son tan explícitas o contundentes, promueven muchas lamentaciones en su camino, Al estilo del cínico Diógenes de Sínope, con su lámpara encendida en pleno día, para el descubrimiento de un desarrollo profesionalal al que permitan un criterio independiente y concienzudo, habremos de buscar con denuedo, ya que se convierte en una empresa difícil. Las DEMAGOGIAS agreden a cada estructura social con una saña feroz; las desvirtúan hasta convertirlas en entes irreconocibles. Así, los grandes aglomerados de medios de comunicación, las presiones políticas sobre jueces y tribunales, las normas de una enseñanza manipulada desde las jefaturas correspondientes. A todo un ministro no le importa quién fue el instigador de una masacre; le da lo mismo si lo hubo o no y lo propala a micrófono tendido. Como vemos, se acumulan sombras sobre estos comportamientos, demasiadas triquiñuelas ocultas, con la relativa anuencia del conjunto de la sociedad. No deberá extrañarnos el desconcierto subsiguiente, es una consecuencia lógica.

Son muchos los asuntos en los que nos enseñan argumentos distractores, pero como un arte de prestidigitación se burlan de cada particular y del conjunto. Estas semanas destacan las subidas abusivas y caprichosas de los PRECIOS. Estas afirmaciones no se basan únicamente en los porcentajes de las mismas, a veces del 20 % o mayores. Asombra el conformismo de tantos consumidores enfrentados a un cúmulo de mentiras y tergiversaciones.

Cuando hay NARANJAS que no se recogen, se desprecian y se dejan perder en el árbol, o se pagan a 1 euro por cada arroba de 13 kilos en origen; no es de recibo su venta a 3 euros por un solo kilo. ¡Algo grave huele mal entremedias! En el árbol eran 8 céntimos de euro por kilo si acaban por comprarlas. Cuando en el mercado se venden después a 3 euros/kg., ¿A qué porcentaje de subida nos enfrentamos? Se multiplican las sanguijuelas entre productor y consumidor, es un auténtico desfalco no justificado por los costos o impuestos. Con el mismo descaro se reproducen eventos similares con la LECHE. Se cierran o limitan las ganaderías por “decreto imperial europeo”, se descuida el sector y de pronto, ¡Zás!, subida intempestiva de precios. En conjunto se sigue una táctica muy clara y productiva para las instituciones políticas, con más control y precio se recauda más. Mantienen apretadito al productor para que se sienta amenazado, rematando la faena con es escalada de precios que al final se paga dócilmente; nadie aprieta la tuerca de los pormenores, de las falsedades subyacentes. Esa ausencia de crítica seria, les viene de perlas. Tampoco se trata de estos productos en exclusiva como todos podremos comprobar, el POLLO, el PESCADO o las HORTALIZAS sufren estas presiones del entramado referido. Los sectores poderosos saben a lo que van y saben de la disgregación de los de enfrente.

Otro de los ámbitos muy sombreados por conductas impropias, son las ONG, ¡Con la enorme cantidad de gente valiosa y concienzuda que trabaja en ellas! Se destapan casos asombrosos por el escarnio que representan. ¿Dónde quedaron los controles si los hay? El abandonismo de las instituciones conduce a la utilización de unos recursos mal pagados, de niveles secundarios y a los que poco se puede exigir. Eso de que las estructuras estatales estén implicadas a medias favorece las desventuras y corruptelas en el desarrollo de estas actividades. Al final mueven bastante dinero, ¿Cuánto llega? ¿Cuánto se queda en manos intermedias? Los profesionales en estas tesituras permanecen en una suerte de marginación. ¿Por qué no se estructuran estas actividades con su curriculum? ¿Por qué han de actuar fuera de la estructura social organizada?

Entre letreros, leyendas, cantares, lloros y programas televisivos, quizá profundizamos poco en las realidades ocultas, y las extendidas sombras dificultan una vida mejor.

Noticias relacionadas

El día de…

Nos faltan días en el año para dedicarlos a las distintas conmemoraciones y recordatorios

Como hamsters en jaula

​Hermanos: estaréis de acuerdo conmigo de que los acontecimientos políticos están pasando a una velocidad de vértigo

La revolución del afecto como primer efecto conciliador

Nuestro agobiante desconsuelo sólo se cura con un infinito consuelo, el del amor de amar amor correspondido, pues siempre es preferible quererse que ahorcarse

¿Qué se trae P. Sánchez con Cataluña?

Se dice que hay ocasiones en la que los árboles no nos dejan ver el bosque

¿Nuestros gobernantes nos sirven o les servimos?

Buscar la justicia, la paz y la concordia no estoy seguro de que sea al principal objetivo de los gobernantes
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris