Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Aportación económica a la Iglesia

Leónidas T. del Brío (Valladolid)
Redacción
domingo, 25 de noviembre de 2007, 18:45 h (CET)
En virtud de un acuerdo entre el Gobierno y la Iglesia española, desde 2007 la economía de la Iglesia dependerá, en exclusiva, de las aportaciones directas de los católicos y de quienes aprecian la labor de tan digna institución. Hasta ahora y desde el siglo XIX, el Estado español contribuía al sostenimiento económico de la Iglesia. Era un deber de justicia: el ministro Mendizábal incautó a la Iglesia cuantiosos bienes, y, aunque no se cumplió la finalidad de las desamortizaciones, de las que se beneficiaron sólo los ricos, el Estado contrajo una deuda histórica con la Iglesia, y no se ha saldado ni tiene caducidad. Por eso, no entiendo por qué a la hora de los recientes acuerdos económicos con la Iglesia en España, no se ha tenido en cuenta esa circunstancia, ni tampoco los muchos e innegables beneficios que aporta la Iglesia a nuestra sociedad. Hoy, el Gobierno se prodiga con cualquier grupo; pero con la Iglesia se muestra remiso y hasta antagónico, algo que nos molesta mucho a los católicos, que vamos despertando. ¿Por qué no se aplica la misma medida a los partidos políticos?

Lo positivo del sostenimiento de la Iglesia al margen del Estado: como se estima más aquello que cuesta, creo que el incremento voluntario de nuestra contribución directa a la Iglesia, hará que la sintamos muy cercana y valoremos más su función evangelizadora y caritativo-social. En fin, "no hay mal que por bien no venga", como dice el refrán. Por mi parte, tendré en cuenta este deber que debo cumplir generosamente con mi Iglesia.

Noticias relacionadas

La dictadura de Amazon

Nueva York y Virginia serás las dos ubicaciones de la sede

De idiotikos y politikois

En la antigua Grecia los asuntos de Estado concernían a todos los habitantes de la “polis”

La vieja heroína del barrio

La Policía da la alarma, y varias instituciones que combaten la drogadicción y asociaciones vecinales lo corroboran: la heroína ha llegado de nuevo a los barrios

Marx y los vacíos por colmar

El marxismo-leninismo malogró, y continúa haciéndolo, todo cuanto de acertado propusiera Marx

Qué explicaría la visita de Xi Jinping a Panamá

Panamá no constituye ejemplo de gran o mediana potencia
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris