Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Internacional   Paraguay   -   Sección:   Opinión

Estrategia de Oscar Tuma para desalojar a Arnaldo Samaniego

Mientras la estrategia electoral de Arnaldo Samaniego parece ser el desahucio de los humildes, su principal adversario planea deslojar al propio intendente
Luis Agüero Wagner
@Dreyfusard
lunes, 8 de junio de 2015, 09:44 h (CET)
Un sociólogo dijo en una oportunidad que con frecuencia, quienes más pretenden ocultar la existencia de la lucha de clases son los que más leña al fuego arrojan para que se evidencie la realidad de su existencia.

Si alguien ha hecho todo lo posible por avivar la llama de la lucha social entre clases, ha sido precisamente un espécimen de esa fauna, el intendente de Asunción Arnaldo Samaniego.

Desde el inicio de su gestión, el desahucio, la represión y desalojo han sido la constante. El método samanieguista ha hecho crecer las chances de su principal antagonista, Oscar Tuma, quien capitaliza el descontento.

Tuma ha propuesto entregar títulos de propiedad a los habitantes del bañado, propuesta que echaría por tierra los planes de Samaniego, quien busca maniobrar para que esos barrios carenciados terminen en manos de sus financistas del sector empresarial.

A finales del año 2011, Samaniego inspiró y sufragó un violento desalojo de sectores vulnerables que se habían atrincherado en un terreno municipal de 10 hectáreas, ubicado junto al zoológico, Pocas semanas después, a principios del año 2012, se realizó un polémico operativo para desolajor indígenas de un espacio público.

Una de sus primeras obras fue desalojar a unos indígenas que habían decidido acampar en la Plaza Uruguaya de la ciudad, para obtener visibilidad en sus reclamos, apenas un signo visible del problema planteado por incapacidad de otras clases para avanzar en la reforma agraria.

El desalojo, en el que se usó la violencia hasta con mujeres indígenas, fue calificado como un operativo autoritario, racista y clasista por los sectores vinculados a la minoría indígena.

A mediados del año 2014, le llegó el turno a unos miserables vendedores que habían instalado casillas precarias en los alrededores de un hospital. El mismo Samaniego anunció que serían echados de la misma calle, “a pedido de las autoridades del ente” (Paradójicamente llamado Instituto de Previsión Social).

En plena época electoral, confiado en el respaldo de empresarios corruptos y de los sobornos que distribuye en los medios, Samaniego inspiró varios desalojos para “hacer méritos” ante los propietarios de la ciudad y el país. Hace un par de semanas, fue desaojado un ex frigorífico en el mercado cuatro, donde muchos comerciantes tenían depositadas sus mercaderías, en aras del “progreso” que supuestamente les traerán unas obras edilicias concedidas a su clientela política. El operativo se dio en medio de gritos, llantos y confusión generalizada.

Esta semana se espera que otro violento desalojo sufragado por Samaniego de un espacio público se produzca, nuevamente afectando a los sectores más carenciados y vulnerables de la sociedad, como única respuesta del estado a sus propios déficits. El escenario serán las plazas Expopar y Japón del barrio Republicano.

Las familias que habitan estos espacios públicos son víctimas de las crecidas del río Paraguay, que ha aumentado varios centímetros por las recientes lluvias.

Mientras todo esto sucede, Samaniego ha lanzado una fuerte campaña de sobornos a periodistas, buscando convencer que su reelección al frente de la comuna está asegurada y desmoralizar a sus oponentes. Es que los algunos mercaderes del periodismo serían capaces de aplaudir el fin del mundo con tal de ser los primeros en anunciarlo.

A inspiración de Samaniego, la Junta Municipal había introducido en su agenda propuestas de "poder transferir bienes inmuebles de propiedad municipal por pago de obras realizadas por empresas, personas físicas, jurídicas o consorcio de empresas". De esta manera, Samaniego buscaba cargar sobre los carenciados el costo de su campaña, despojándoles de sus precarias viviendas.

Esta pretensión ya disparó “el día de la furia” de los habitantes del Bañado, que de a miles cercaron la municipalidad protagonizando un violento choque. Samaniego decidió huir y dejar la municipalidad en piloto automático.

Desde un búnker desconocido, envió a sus leales y a las fuerzas de choque represivas, generándose una batalla campal entre manifestantes, policías y empleados municipales. Como única explicación a tamaña demostración de su propia impopularidad, se defendió diciendo que los disturbios habían sido causados por “infiltrados bolivarianos”.

Mientras sigue la campaña de desalojos desencantando a estos sectores vulnerables, importante fuerza electoral en un país con altos índices de pobreza, sigue creciendo la atención de los ciudadanos en las propuestas de Tuma, en busqueda desesperada de una contrafigura para el impopular intendente.

“Vecino, despierta, el desahucio está en la puerta” era una de las consignas que gritaban unos manifestantes en España, exigiendo mejores leyes que protejan la vida y vivienda de los ciudadanos.

Tal vez la única forma de despertar a Samaniego de su propio delirio, sea demostrarle en las urnas que su propio desalojo está golpeando la puerta. La primera señal podría darse el 26 de Julio.
Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

¿Intenta Israel expulsar a los palestinos de Cisjordania y Gaza?

¿Será Jerusalén la capital única e indivisible del Gran Israel?

Cuando la mentira es la norma

Zoido miente en el Senado

El desconcierto de Maroto

Mi entrega a las causas que considero justas han sido a cuenta de mi tiempo y de mi hacienda, sin esperar canongías

¿Quién cree en el acatamiento constitucional del nacionalismo?

“Este país siempre será nuestro” Ernest Maragall

Tozudas incertidumbres

Nos presentan demasiadas soluciones alternativas sin fundamento; es curioso ver sus procedencias, salud, política...
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris