Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Revistas juveniles: las asignaturas pendientes del sexo... (I)

Remedios Falaguera
Remedios Falaguera
viernes, 23 de noviembre de 2007, 03:01 h (CET)
Les puedo asegurar que al leerlas, sobretodo conociendo la gran influencia que estas revistas tienen en nuestras jóvenes adolescentes, he sentido repugnancia. Algunas avisan con un "no recomendada para menores” pero la triste realidad es que sus contenidos de, vamos a llamarlos “pornografía encubierta”, capta la atención de niñas entre 11 y 16 años.

Así se titula un reportaje de la Revista juvenil LOKA de esta semana.
“El sexo es una de las materias que hay que currarse si quieres disfrutar de lo lindo. …Aquí tienes una muestra de las asignaturas que no puedes dejar de lado por nada del mundo:

OBLIGATORIAS
–Deseo sexual: Es el impulso que hace que te tires al cuello de un tío
-Masturbación: Es la mejor forma de conocer tus gustos sexuales….
-Petting: El roce de los genitales es muy excitante y una manera increíble para imaginar cómo será lo que te espera…
-Anticoncepción: Es la clase teórica que nunca debes olvidar antes del sexo…

OPTATIVAS
-Juegos preliminares: Lo que mola es que os lo curréis juntos…Los juguetes, la insinuación y las frases subidas de tono, ¡que no falten!
-Sexo oral: Aunque al principio da palo, es una de las experiencias más placenteras…Los mordiscos suaves en el clítoris,….te excitaran mogollón”
-Sexo anal: La peña está cada vez más acostumbrada a probar nuevos retos sexuales. Este es uno de ellos. Es necesario comenzar con…”
-Coito: Poner en practica lo aprendido (en cualquier guía sexual) es la mejor manera de empezar .La primera vez aconsejamos…”

La semana pasada la Confederación de Consumidores y Usuarios de Madrid (CECU) alertaba del modelo de jovencitas que presentan las revistas para adolescentes. Niñas obsesionadas por su cuerpo y por su imagen, cuya únicas preocupaciones consisten en tener exito entre los chicos, satisfacerles sexualmente chicos y ser las más famosas del instituto.

Por si esto fuera poco, la CECU denuncia que, "la publicidad ocupa el 24 por ciento de la revista, un poco menos que en 2002", publicidad en la que casi un 30 por ciento esta protagonizada por anuncios de productos de belleza. Los anuncios de melodías para móviles y mensajes ocupan cerca del 26 por ciento del total aunque en la mayoría van claramente orientados a personas adultas, ya que ofrecen servicios eróticos o de pornografía.

En cuanto a las secciones, los cotilleos y reportajes sobre los famosos e ídolos juveniles ocupan cerca del 20 por ciento del contenido de la revista, seguido de los reportajes sobre moda y complementos.

El cine, la televisión y la música supera el 10 por ciento, mientras que la belleza y la sexualidad se sitúan en el 9 y 7,5 por ciento, respectivamente”.

Pues bien, llevada por la curiosidad, esta mañana he ido al quiosco y me he comprado varias de ellas: Ragazza, Loka, SuperPop, Bravo y Star2.

Les puedo asegurar que al leerlas, sobretodo conociendo la gran influencia que estas revistas tienen en nuestras jóvenes adolescentes, he sentido repugnancia. Algunas avisan con un "no recomendada para menores” pero la triste realidad es que sus contenidos de, vamos a llamarlos “pornografía encubierta”, capta la atención de niñas entre 11 y 16 años.

Artículos sobre “cómo realizar felaciones”, “cómo perder la virginidad a los 15 años”, “pasos para enrollarte con el padre de tu mejor amiga”, “cómo ser la deborahombres del instituto”, “Amor Express!! Lígatelo en 24 horas” o, “Territorio caliente: ¿Dónde te lo montas?”, el código del placer sin limites,…son alguno de sus contenidos.

Pero aún hay más. Explicaciones de que “cuando el color del semen cambia no es que el chico te ha sido infiel” o que “a los chicos les da placer el sexo anal porque en esa zona se halla el punto "P" (prostático), que se estimula introduciendo un dedo en el recto, unos dos centímetros, y haciendo masajes en la próstata”, son habituales en ellas.

Y sin querer desmerecer su profesionalidad astuta y dañina, todo este “código de placer sin límites” viene aderezado con póster de tíos buenos casi en pelotas, consultorios sexológicos, foros, pasatiempos, horóscopos y regalitos para estar y sentirte más sexy.

Siento ser tan brusca, de verdad. La protección de la infancia nos compete a todos. No solo a los padres y profesores, sino a los responsables de los medios de comunicación, líderes políticos y, a cada uno de los ciudadanos que integran nuestra sociedad.

Es más, conocer el peligro potencial de lo que se publica en estas revistas puede evitar consecuencias dañinas para nuestros jóvenes. Muchos de nosotros, mejor dicho, TODOS, tenemos la obligación de conocerlas y obrar en consecuencia. No podemos estar, como dicen en mi pueblo, “a la luna de Valencia”.

Noticias relacionadas

¿Profecías de Sánchez para el 2040? Antes habrá arruinado España

“No pierda la cabeza, nada ocurre como está previsto, es lo único que nos enseña el futuro al convertirse en pasado.” Daniel Pennac

Menosprecio hacia la vida de algunos

Todos nos merecemos vivir para poder obrar y dejar constancia de lo que uno hace

Lastres y estercolero en la Sesión de Control al Gobierno

​Para el PP, la Sesión de Pleno del Congreso de los Diputados número 156 empezaba lastrada

Rajoy, Sánchez y el mito de Ícaro

“En el pasado, aquellos que locamente buscaron el poder cabalgando a lomo de un tigre acabaron dentro de él” John Fitzgerald Kennedy. 35º presidente de los Estados Unidos

El Satélite Mohammed 6 B levanta vuelo

La nación marroquí sigue su firme camino hacia la modernidad asimilando los avances tecnológicos del mundo
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris