Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Hablemos sin tapujos   -   Sección:   Opinión

Esperemos que los '14 sabios' nos libren de los 'sabios' del PSOE

Miguel Massanet
Miguel Massanet
jueves, 22 de noviembre de 2007, 04:48 h (CET)
Por si nos hacía falta más confusión ha entrado en escena otro de los brujos que contra viento y marea parece querer reivindicar la teoría del señor ZP respecto a que la España socialista que él dirige ¡va bien! Sí señores, no nos basta con la irreductible tigresa Magdalena Álvarez que lucha por no acabar de hundirse en el mar de despropósitos que amenaza con acabar con ella; sino que ahora ha salido del huevo un señor que hasta ahora sólo había cooperado al embrollo de la OPA de E’On para ayudar a Clos en su reunión secreta con el señor Romano Prodi, para entregar a Endesa a las manos de ENEL. Este individuo que ahora pretende medrar a costa de ser el asesor económico de Zapatero (no sé si van a pintar algo después de la gran adquisición de su Jefe: el gran staff de los “14 sabios”), se llama David Taguas y parece ser que ha irrumpido en escena con la misión de desacreditar al señor Rato y, de paso, a todo el equipo económico del PP. Esto no es nada raro porque, si recuerdan, la entrada en política del señor Fernández Bermejo fue similar, si bien, parece que últimamente se está deshinchando un tanto cuando ya no le hace el más mínimo caso. Pues bien, este nuevo economista debe ser un tipo muy ilustrado porque parece que su opinión pretenda que tenga más peso y mayor fiabilidad de la que nos llega del FMI y del resto de las naciones europeas. Ya estamos acostumbrados a ellos pues el mismo Solbes hace unos meses sostenía idénticos planteamientos aunque parece que no le ha quedado otro remedio que recoger velas ante los palmarios signos de que la economía española no va tan bien como nos quería dar a entender.

Lo malo de todos estos socialistas con tantas ínfulas es que no tienen ni media bofetada intelectual. Si estamos acostumbrados a carcajearnos del estrambótico Pepino Blanco, cuando larga sus habituales sandeces, ahora, con este nuevo saltimbanqui que ha surgido de la Moncloa, parece que vamos a tener ración doble de estupideces. Para empezar ha dicho que el señor Rato no sabía nada de economía (seguramente por esto fue elegido presidente del FMI) o sea, que para él Rato sabía de economía lo que él de la reproducción de los elefantes. Esto le pasa por no ver los espléndidos documentales del Nacional Geografic sobre la fauna africana. Pero lo malo es que dijo tamaña majadería delante de un grupo de empresarios que se quedaron callados, no sé si de estupor; de ignorancia o si, que es lo más probable, por prudencia. Pero como yo no me caracterizo por callarme lo que pienso le voy a recordar, a este badulaque, que el señor Rato, además de estar licenciado en Derecho, por la Complutense, y esto parece ignorarlo el señor Taguas, es que su criticado es Master en Bussines Administration por la Universidad de Berkeley(California) y, por si fuera poco, doctor en Economía con sobresaliente “Cum Laude”. ¡Casi nada para que a uno de tilden de no saber nada de economía! ¿No será que e que no sabe nada es él? Y es que algunos, porque les han enchufado en un cargo por “servicios distinguidos al partido” ya se creen que pueden mirar por encima del hombro a sus congéneres.

Yo, en cambio, que sólo tengo el título de ciudadano de a pie, al menos por lo que se refiere a economía, sé, sin embargo, que por mucho que nos quieran vestir la mona, mona se queda. Cuando uno ve que hace varios meses que la inflación sube ( y en octubre nada menos que un 0’9%); que disminuye el número de pisos vendidos; que aumenta el desempleo y en especial el de los inmigrantes; que bajan las afiliaciones a la Seguridad Social; que la cesta de la compra se ha puesto imposible y que los salarios suben muy por debajo de lo que han aumentado las necesidades de los ciudadanos; y que, a pesar de estos datos tan preocupantes, sale un chisgarabís a hacerse el entendido pretendiendo desautorizar a una autoridad en la materia como es Rato y al propio FMI e ignorar las advertencia de la propia Comisión Europea que nos anunciaba un crecimiento inferior al que Solbes había utilizado para los Presupuestos Generales del Estado. Pero no se preocupen, ellos, los socialistas, continuarán tendiendo cortinas de humo para que los ciudadanos, a los que consideran incapaces de enterarse de nada, caigan en la trampa y se traguen todos los sapos que sean precisos para que, cuando llegue el momento acudan a las urnas para otorgarles de nuevo su confianza. Pero, aún reconociendo que hay una parte de la ciudadanía que permanece hinoptizada por las promesas del PSOE, puede que, de aquí a que se celebren los comicios, la situación de los ciudadanos sea tal que los que tienen la máscara delante de los ojos se la tengan que bajar cuando vean que no llegan a finales de mes o que no pueden pagar sus hipotecas o que deben suprimir determinados esparcimientos en los días de ocio para dedicarlos a atender necesidades perentorias.

La confianza de los consumidores, un dato importante para valorar la importancia de la crisis, se ha desplomado en el mes de octubre bajando respecto a septiembre nada menos que cuatro puntos. Según informa el ICO “la disminución de la confianza de los consumidores parece anticipar la desaceleración tanto del consumo de los hogares como del crecimiento del PIB de la economía para los próximos tres trimestres”. No sé lo que pensará este señor Taguas de esta noticia pero yo, si fuera de él, empezaría a preocuparme y, en lugar de lanzar salvas para engañar a los ciudadanos, me ocuparía a ponerme a estudiar las medidas necesarias para que la tormenta de las hipotecas que nos vienen del oeste no nos pille con los pantalones bajados y las ventanas abiertas. Esto es lo que demanda de un Gobierno que se ocupa del bienestar de los ciudadanos; que se la advierta de las dificultades; que se tomen medidas para paliarlas y que se establezcan políticas adecuadas para ayudar a superarlas. Todo lo demás, señor Taguas, no es nada más que marear la perdiz.

Noticias relacionadas

La plaga del divorcio

El divorcio se le considera un ejercicio de libertad cuando en realidad es un camino hacia la destrucción moral

Tortura y poder

Está claro que la tortura no puede ser objeto de justificación, ni siquiera la aparentemente civilizada

Absurdo pensar que Casado pueda reflotar al PP para mayo

“Nuestra recompensa se encuentra en el esfuerzo y no en el resultado. Un esfuerzo total es una victoria completa.” Mahatma Gandhi

¿Está más cerca la República en España?

¿Por qué triunfó la Moción de censura contra Rajoy?

Ábalos, Organización y Fomento

¿Ferrocarril en Extremadura? No me siento responsable
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris