Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Internacional   Grecia   -   Sección:   Opinión

Grecia y España ante la Unión Europea

Los retos a los que se enfrenta Europa son enormes
José Manuel López García
sábado, 6 de junio de 2015, 02:02 h (CET)
Tsipras al calificar de absurda e irreal la propuesta de la UE, en relación con el necesario acuerdo para evitar la bancarrota griega está lanzando, simultáneamente, y de forma expresa un aviso al resto de países que constituyen la comunidad europea.

Los retos a los que se enfrenta Europa son enormes. Primero, porque ante la emergencia de la India, China y otros países, el mundo cambiará, de modo considerable, desde una perspectiva económica, y segundo, puesto que el poder y la influencia europea están en declive ante el avance de Asia, y de otros estados del planeta como Brasil, etc, la competencia industrial y tecnológica va a ser de una gran magnitud.

En efecto, si España y el resto de estados europeos no apoyan, decididamente, una nueva política económica que atienda a las necesidades de la población, la situación socioeconómica se puede volver claramente insostenible.

Me parece que la actitud de la Comisión Europea debe ser flexible, porque los planteamientos del gobierno griego no son el resultado de una mala interpretación de la realidad helena, sino todo lo contrario. Son un intento de llegar a soluciones que eviten la incertidumbre, y promuevan el progreso y el bienestar.

Si la UE no cede ante las justas exigencias de las propuestas de Tsipras y de su equipo de gobierno, parece que la salida del euro, y de la misma Unión es la alternativa que está a la vista. Y no parece lo más recomendable, ya que crearía, previsiblemente, una gran inestabilidad económica y política.

O sea, que, por el bien de Europa, más vale que se procuren poner los medios para que Grecia no salga de la comunidad europea. Puesto que el equilibrio económico del continente europeo parece más bien frágil, si se tienen en cuenta además, los grandes competidores que están surgiendo en el Lejano Oriente, y en otras zonas de nuestro planeta. Y considerando que las distancias se acortan, cada vez más, en esta era digital en la que vivimos, las consecuencias son evidentes, desde un punto de vista económico y empresarial.

Se puede decir que el órdago del gobierno griego es clave para toda Europa. Es el inicio de un nuevo modo de hacer política nacional, del que tienen que tomar buena nota, los gobiernos de España, Italia, Francia, etc.

Tsipras se ha quejado, públicamente, de la falta de apoyo por parte del gobierno español a sus propuestas. Considero que la línea que ha emprendido el gobierno griego es la adecuada. En el parlamento griego en Atenas, el discurso del primer ministro ha recibido fuertes aplausos. Porque defiende, claramente, los intereses del pueblo griego, y no acepta condiciones draconianas que empeoren, aún más, la crítica situación de este bello y hospitalario país.

Los ciudadanos europeos no deben estar esclavizados por los bancos y por las élites financieras. Al contrario, el neocapitalismo debe estar al servicio de la ciudadanía, que constituye su activo esencial, y su razón de existencia, ya que sin clientes la banca no es nada.

Y las condiciones deben ser impuestas por los representantes de los ciudadanos que son los políticos a los bancos, y no al revés, como ocurre actualmente.

Por supuesto, nadie dice que no deban imperar la justicia, y la proporcionalidad en todos los ámbitos, pero beneficiando primero a la gente y no, en primer lugar, a las instituciones financieras, a costa del justo bienestar que merecen las personas.
Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

Opus Dei: Comentario crítico a una carta (XLIII)

Hay que reconocer que en el Opus Dei han sido más pacíficos que Alejandro VI o Hitler. Se agradece

Aznar venció a Rajoy

Por fin, el partido hegemónico de la derecha española decidió dejar a sus bases —mediante los compromisarios— la decisión de investir a su presidente

El Partido Popular ha vuelto

“Pablo Casado ha querido "mojarse" volviendo a reconocerse en el espacio de centro derecha que tan difuminado estaba en estos últimos tiempos

Cayetano

Es de Ronda y se llama Cayetano. Vive a caballo entre Málaga y las islas afortunadas

Defender la neutralidad de Internet significa confrontar a los oligarcas de la era digital

Las personas están buscando fuentes alternativas de información
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris