Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Cristianismo originario   -   Sección:   Opinión

Una sociedad construida sin escrúpulos colapsará

Día internacional del medio ambiente
Vida Universal
miércoles, 3 de junio de 2015, 22:00 h (CET)
El ser humano del primer mundo suele ser de la opinión de que la comodidad de que dispone es algo así como un regalo, un derecho adquirido desde la cuna, cuando lo cierto es que culturas muy desarrolladas antes que la nuestra, han caído por ejemplo cuando las condiciones climáticas impidieron continuar la vida como se venía desarrollando. Cuando el clima cambia hay consecuencias, principalmente escasez de alimentos, enfermedades, movimientos de población etc., y con ello una cultura puede verse abocada a su declive.

Los Jemeres de Camboya poseían un gran imperio en el sudeste asiático entre los siglos IX y XIV, y también construyeron grandes ciudades-templo como por ejemplo la famosa Gran Angkor, una enorme ciudad de más de 1.000 km2, sin embargo su civilización inexplicablemente sucumbió. En la actualidad, gracias a investigadores de la Universidad de Columbia, sabemos que hubo periodos muy secos y malas cosechas, posiblemente también graves enfermedades, lo que viene a demostrar que el clima y las culturas reaccionan de forma muy sensible a los cambios que se producen, incluso cuando las civilizaciones parecen eternas.

Otro ejemplo de culturas que desaparecen debido a un clima cambiante, nos llega de la mano del geólogo Gerald Haug, de la Escuela Politécnica Federal de Zurich, quien descubrió algo interesante en unas cuevas de China: una estalactita que se había formado con mucha rapidez y de la que se pudieron obtener muchos datos, los que comparados con registros históricos dieron como resultado que dos de cada tres dinastías llegaron a su final cuando hubo periodos de sequía extrema, lo que derivó en sublevaciones y conflictos. Esto significa que cuando peligra el abastecimiento de la población, se producen enfrentamientos sociales.

Pero si hablamos de un declive debido a influencias medioambientales, el ejemplo más significativo lo encontramos en la Isla de Pascua, colonizada por los polinesios alrededor del año 800 d.C., siendo por entonces un paraíso boscoso donde crecían las palmeras más altas. Un esplendor que duró hasta mediados del siglo XVII, cuando se taló el último árbol. Con ello ya no se podían erigir más estatuas, pero tampoco construir canoas ni salir a pescar, lo que en cierto modo fue el comienzo del declive de su cultura. Gerald Diamond define lo ocurrido en la Isla de Pascua como el ejemplo típico de una extrema falta de visión de futuro.

Con estos datos, entre los muchos que se podrían haber seleccionado, llegamos a la conclusión de que existen semejanzas entre las sociedades que colapsaron y la nuestra. El nexo común sería un uso de la naturaleza y del medioambiente egoísta y sin ningún tipo de consideración, además de un clima cambiante. En la actualidad hablaríamos de una sociedad moderna construida en base a la explotación sin escrúpulos del propio planeta Tierra. El tiempo que éste pueda aguantar un comportamiento humano semejante, es algo que no se puede saber, pero que tendrá consecuencias ya nadie lo discute.
Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

Opus Dei: Comentario crítico a una carta (XLIV)

El Vaticano no debe ser una panda de chorizos al estilo de Alí Babá y los cuarenta ladrones

República del Paraguay y República de Corea: Celebrando 55 años de Amistad

“Paraguay siempre ha estado apoyando a la República de Corea en el escenario internacional"

No hay verso sin verdad, ni poética sin verbo

“Contra el poder de avasallar, el deseo de hacer justicia"

Venció quien debía

La regeneración del PP, misión de P. Casado

Opus Dei: Comentario crítico a una carta (XLIII)

Hay que reconocer que en el Opus Dei han sido más pacíficos que Alejandro VI o Hitler. Se agradece
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris