Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Con permiso   -   Sección:   Opinión

Todos lamentaremos el día que desaparezca Hugo Chávez

Pedro de Hoyos
Pedro de Hoyos
@pedrodehoyos
martes, 20 de noviembre de 2007, 04:18 h (CET)
También me pasó con Arzallus y Pujol, creí que me pasaría, y me equivoqué, con Aznar. Sé que me volverá a pasar con Carod Rovira cuando le llegue el momento final. Hay personajes que deberían ser eternos, cuya desaparición sólo puede ser vista como una desgracia para el género humano y cuya existencia debería ser motivo de elogio permanente en Catedrales y Basílicas o en palacios y embajadas. O al menos en plazas de abasto y supermercados, especialmente en la cola del pescado que siempre se tarda más y da tiempo a todo.

Y lamentaré también que algún lector llamado a entrar por el titular de este blog lo haya hecho con ganas de montar una bronca. Chávez es de ésos que tiene tan fervorosos partidarios como detractores. Peor para ellos. Sí, lamentaré profundamente el día que Hugo Chávez haga mutis por el foro, llámenlo ustedes muerte, desaparición, derrocamiento o simplemente derrota, algo esto último, altamente improbable si hablamos de asuntos electorales...

Miren, escribir una columna diaria es harto duro, tienes que aparcar fuera de tu mente al vecino ese que da golpes a las tantas de la mañana, la bronca de antes de comer con Misanta, ese tarao repartidor de gaseosas que aparca siempre donde más te fastidia, los estudios de los hijos y hasta el resultado del análisis aquel que te hiciste el otro día. Tienes que olvidarte de todo ello y crear un vacío de media hora en tu cabeza para poder dedicarla exclusivamente a escribir. Escribir una columna diaria no es como bajar a la mina o subir a un andamio helado, cierto, pero es bastante jodío. Y siempre tienes que mantener el equilibrio entre cierta ponderación reconocida y un cierto descaro que irrite al poder y atraiga a los lectores. Tener muchos miles de lectores si ofreces titulares próximos a los del locutor más conocido de la COPE es fácil. Y perderlos cuando no ofreces esa fácil agresividad es todavía más fácil. Pero no puedes vender tu ecuanimidad por un plato de lectores.

Así que gentes como Chávez, Arzallus, Carod viene muy bien porque son una fuente inagotable de inspiración. ¿Que hoy te han puesto una multa y te han quitado tropecientos puntos del carné por hacerle un corte de mangas al ceporro conductor de delante? ¿Que tu hija adolescente te dice que cuándo te presenta al novio? ¡Imposible escribir una buena columna! A no ser que sea sobre Chávez. Chávez es la solución, Chávez es brillante seguro de récord de visitas, Chávez es un chollo. Chávez ha venido a reverdecer el triste panorama del columnismo español tras la desaparición de Arzallus, el otro gran ídolo de todos los columnistas.

¿Cómo sobreponerse a un día sin declaraciones de Chávez? Pues hay varias soluciones… saqueando el mueble bar, por ejemplo. Enfocando casualmente el telescopio hacia la ventana de esa vecinita. O retirándote toda una tarde a meditar con una docena de tabletas de chocolate en una mano y el Playboy en la otra.

También creí que me iba a pasar con Aznar, afortunadamente el ex presidente no se calla ni debajo del agua y sigue dándonos materia prima para llenar tarde tras tarde nuestras columnas… como cuando mezcló muy torpemente un producto tan digno de alabanza como el vino y la conducción.

Afortunadamente Chávez no se calla, viva Chávez, viva su locuacidad, viva su expresividad. Y si no, véase con qué sencillez he completado mi columna de hoy. (Y todavía me queda Carod…)

Noticias relacionadas

Los patinetes de nuestra niñez hoy artefactos motrices de mayores

Un inesperado giro del medio de transporte urbano, que ha cogido con el pie cambiado a los ayuntamientos de las grandes ciudades

Mohamed VI. Liderazgo positivo en el Magreb

Un liderazgo positivo pone a Marruecos al frente de la modernidad, la tolerancia religiosa y el pluralismo en su región

Octogenaria Paca y nonagenaria Ida

La Aguirre octogenaria lee con calma en el escenario. La Vitale vitalista, todavía se queda hasta altas horas de la noche escribiendo

Enrarecido ambiente

Estoy convencido de que es precisa la salida de "cum fraude" del Gobierno para empezar a ver la luz

Política idealista y realista

G. Seisdedos, Valladolid
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris