Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Hablemos sin tapujos   -   Sección:   Opinión

España gobernada por los 14 sabios de la Torre de Babel

Miguel Manasset
Miguel Massanet
lunes, 19 de noviembre de 2007, 00:25 h (CET)
Cada día la política nos trae algo nuevo con que sorprendernos. Como si los ciudadanos ya no tuviéramos bastantes motivos para desconfiar de aquellos que nos gobiernan; si no tuviéramos suficientes razones para estar escarmentados respecto a lo que nos puede ofrecer cada nuevo gobierno que sale de las urnas o, si no fueren aleccionadoras las enseñanzas sacadas de lo que podemos esperar de los que se postulan para pretender vendernos las bondades de sus propuestas de mejoras y tentadoras sus ofertas de progreso económico; ahora, los del PSOE, encabezados por el gran mago en la venta de imposibles, el señor Rodríguez Zapatero, se han sacado de la manga, como nuevos Merlines del tururú político, una nueva modalidad para intentar atraer los votos de aquellos que todavía pueden –quién sabe por que oscuros mecanismos mentales –, confiar en que aquellos que han sido capaces de poner a España boca abajo; que han convertido a una nación respetada internacionalmente en una especie de caricatura de su propia imagen (para alegría de enemigos y estupor de amigos); dándoles una nueva oportunidad para dejarles gobernar de nuevo, confiando en que no incurran en los mismos errores.

Ahora parece ser que los socialistas ya se han decidido a tirar la toalla y, dándose cuenta de su incompetencia para gobernar la nación con personajes tan grotescos como el señor Fernández Bermejo o tan incompetentes como la agresiva señora Álvarez, sin olvidarse de la reina de la enseñanza, la de la Educación para la Ciudadanía, señora Cabrera; han decidido buscar ayuda fuera de las fronteras de nuestro país, para rodearse de un gabinete en la sombra que sea capaz de gobernarnos desde el stageback del escenario político o sea de espaldas al Parlamento de la Nación que quedará reducido a un gran escenario de marionetas donde quienes moverán los hilos serán los catorce “sabios” que actuarán en off desde su centro de mando. Si, señores, no se crean que estoy quedándome con ustedes, porque les aseguro que no miento. Ha empezado para nuestra Nación un nuevo sistema de gobierno inédito hasta hora, algo así como un gobierno teledirigido, un invento parecido al sistema de las multinacionales que gobiernan desde la oficina madre a todas sus sucursales. Bien, este nuevo método tiene la ventaja de que podrán presentarse como candidatos del partido a los más tontos, los indocumentados de costumbre o los que tengan mejor planta cara a la galería, debido a que no será necesario que tengan la más mínima preparación política (tampoco habrá tanta diferencia con los actuales miembros del Ejecutivo) y su única misión será sonreír agradablemente y vestir con empaque los trajes del mejor percal.

Hay que resaltar que, para este staff de campanillas, se ha procurado elegir a personas que puedan exhibir grandes pantallas propagandísticas como pudieran ser premios Nóbel y otras figuras de relieve internacional, eso sí, todos con la etiqueta de “progresista e internacional”, no fuera que se colara algún “indeseable” de la derecha a dar la lata. Catorce figuras entre filósofos, lingüistas, economistas y, lo que más le pone a Zapatero, los premios Nóbel de la Paz. Ya saben que es su palabra favorita y su talismán para meterse en el bolsillo a toda la progresía de este país. Claro que hay alguno que desmerece del conjunto de “grandes maestros”, como pudiera ser el alemán Wolfgang Merkel que parece que fue asesor político del canciller Schröder (por el resultado que tuvo ante la Merkel no parece que sea demasiado recomendable) o la profesora keniata Wangari Maathai, de la que se dice que es una defensora a ultranza de la ablación del clítoris ( atentas las feministas). Es decir, que Zapatero se va a ver obligado a aprender, a marchas forzadas, el inglés si es que quiere entenderse con tal babélica compañía. ¡Ah! Me han informado que a nuestro estimado Pepiño Blanco, el Pepillo Grillo del partido Socialista, ya le han encontrado una ocupación: visto que no puede con su carrera de Derecho, le van a nombrar barman de tan distinguida concurrencia a ver si, con el trato continuo con las celebridades, se le pega un poco de su saber y así se puede sacar algo de él que no sean insultos a la oposición.

No tengo muy claro que esta decisión de los “cerebros” socialistas sea bien entendida por los españoles. Dice Caldera que no están en un programa electoral, sino que andan empeñados en un “proyecto para España que consolide las políticas puestas en práctica en el 2004 y el 2008 y se extiendan a otros ámbitos entre el 2008 y el 2012”.¡Muy largo me lo fiaste, amigo! Estos ya venden la piel del oso antes de haberlo cazado. Al parecer dan por supuesto que van a ganar en el 2008 y que, con estos señores, que sabrán mucho de lo suyo, pero de lo que es el carácter español me temo que están todavía en lo que se dice, con perdón, en el quinto coño; no estoy muy seguro de que consigan enderezar el estropicio que ya han hecho y que, una señora de Kenia y una periodista premios Nóbel, junto a un lingüista politólogo, dudo de que sean capaces de convencernos a los españoles, que para levantar a un país y llevarlo a la prosperidad lo adecuado es seguir las directrices de los fracasados regímenes socialistas que han hecho aguas en toda Europa. Otra cosa hubiera sido si, el señor ZP, hubiera conseguido traerse de asesores a sus amigos del Cono Sur. Estoy seguro de que, con los sabios consejos del señor Hugo Chávez, con el que tan bien se entiende, y la inestimable colaboración de Evo Morales y Daniel Ortega; puede que no consiguiera sacar a España del marasmo en el que la ha dejado, pero lo que sí es evidente es que, en poco más de unos meses, ya tendríamos al señor Llamazares de ministro de Sanidad y a la inefable Pilar Raola de ministra de Enseñanza y, a toda España, bajo la bandera de la hoz y el martillo ( esa sí pueden apostar a que ondearía en todos los ayuntamientos, sin necesidad de imponerlo por decreto). Señores, yo digo: ya que quieren llevarnos al matadero, al menos que lo hagan rápido y sin dolor.

Noticias relacionadas

Qué explicaría la visita de Xi Jinping a Panamá

Panamá no constituye ejemplo de gran o mediana potencia

¿A quién voto en las próximas elecciones andaluzas?

Los socialistas han gobernado en Andalucía desde 1982 sin interrupción y no hemos salido del vagón de cola

Macron y Mohammed 6 en tren de alta velocidad

Mientras otros países del Magreb se resisten a la modernidad, Marruecos se suma a la carrera espacial y viaja en trenes de alta velocidad

¿Hacia un Brexit traumático?

La irrupción de fuerzas centrífugas consiguió la victoria inesperada

Interior del Ministro de Interior

​Desayuno de Europa Press con el ministro de Interior Grande-Marlaska en el hotel Hesperia de Madrid. Llegué con adelanto y atendí el WhatsApp: “¡Vaya espectáculo!.
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris