Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Carta al director  

Las religiones externas no pueden explicar ni la muerte, ni el más allá

José Vicente Cobo
Vida Universal
lunes, 19 de noviembre de 2007, 00:42 h (CET)
El ser humano necesita la visión completa de la totalidad que una religión externa nunca puede ofrecer. Observar la vida como un todo, el antes y el después, le quita el miedo a la muerte a aquel que no se apoya en una religión externa, sino en la verdad, y observa su propia vida desde ese punto de observación. El sabe qué significa el morir y que el morir es sólo un paso a una vida más elevada, más luminosa y más alegre, si la persona ha vivido verdaderamente, es decir, conscientemente.

La casta sacerdotal ha nublado y restringido la verdad de forma consciente y como a ella le conviene, erigiendo un edificio tradicional y dogmático de ceremonias para atar a ella a los seres humanos.

Los arquitectos del edificio nebuloso llamado Iglesia enturbiaron y oscurecieron la verdad para relegar el amor, la bondad, la indulgencia y la confianza de Dios al reino de las fábulas, para aislar a las personas de Dios, incluso ponerlas en contra de Dios, para apropiarse ellos mismos de la función de la misericordia y asegurarse así el seguimiento de los fieles y de este modo mantenerlos dependientes.

Precisamente al mundo cristiano occidental le falta esa imagen cósmica, la imagen del universo, que es unidad, igualdad, libertad, fraternidad y justicia. A raíz de haber borrado la verdad, al acomodarse a las costumbres y aspiraciones del ego humano, debido a las ambiciones y por voluntad de la casta sacerdotal, la religión externa se ha convertido en un dogma filosófico, una sutileza intelectual de las que no se puede extraer ningún resultado esclarecedor para explicar la muerte y el Más Allá.

Noticias relacionadas

La Gloria de Nanawa, ochenta y seis años después

Hace ochenta y seis años, un soldado de nombre e historia prohibida cambió el curso de la última guerra sudamericana

¿Qué nos habrá ocultado Sánchez de sus pactos secretos?

Desde Bélgica creen que podrán tumbar al Estado español manejando a sus peones de la Generalitat catalán

El mundo feliz

El libro de Luisgé Martín plantea en sus páginas un enfoque virtual de la realidad humana

La gran tarea

La Junta de Andalucía va a ser gobernada por el pacto que ha llevado a cabo el PP con Ciudadanos y con Vox

Navidad antigua

La Navidad actual no tiene nada que ver con la original
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris