Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   La Cesión   -   Sección:  

La fragilidad de la memoria

Antonio Álvarez Rodrigo
Antonio Álvarez
lunes, 19 de noviembre de 2007, 00:28 h (CET)
En el fútbol la memoria es muy frágil. Los medios de comunicación, la ampliación de la información deportiva, el aumento de canales, la presión mediática, el dinero… han provocado que todo se mueva muy rápido, que sólo importe ganar. El “jogo bonito”, el “tiki-taka” quedan a un lado. Lo que se busca es el “resultadismo”, estar lo más arriba posible. Y si luego se juega bien… pues mejor.

Eso le está pasando a Frank Rijkaard, el entrenador que sacó del abismo al F.C. Barcelona, que le llevó a ganar su segunda Copa de Europa y que hizo, y hace, del club blaugrana uno de los que mejor fútbol practican en el Viejo Continente. El Barça tardó 94 años en ganar su primera Champions y el técnico holandés en tres ganó otra, secundada de dos años de dictadura casera.

Rijkaard implantó un sistema (el 1-4-3-3) que ha servido de inspiración a muchos equipos, entre ellos a la Selección Española en el Mundial de Alemania. Sin embargo, la memoria es frágil y ahora algunos culés piden su cabeza, ¡con rizos incluidos! El problema es que el equipo no gana fuera de casa. ¿Tan grave es? ¿Está el Barça ha veinte puntos del líder? Lo que pasa es que los rivales también saben jugar y que las lesiones influyen.

Edmilson, Márquez, Puyol, Eto´o, Zambrotta, Deco… son algunos de las bajas que ha tenido o tiene el equipo. Pero lo que importa es ganar. Y si no es así, la culpa del entrenador. Quizás Rijkaard pecó de inocente al decir, tras perder en Getafe, que la culpa era suya. La mayoría de entrenadores, hipócritas por naturaleza, no lo hubieran hecho, porque es encenderse su propia hoguera. ¿A caso lo hizo Capello alguna vez en su vida? ¿Y Luís Aragonés?

Los entendidos (o que por lo menos dicen que los son) hablan de que si el Real Madrid gana en el Camp Nou, el holandés dejará la Ciudad Condal. El equipo sólo ha perdido dos partidos. Se le culpa de la mala gestión de la plantilla. Lo acusó Laporta, su presidente. ¿Cómo la gestionaría él? ¿Solicitó Rijkaard el fichaje de Henry? ¿Tiene la culpa de que Eto´o esté lesionado? ¿O de que Ronaldinho sea el niño mimado de la directiva y haga lo que le de la gana?

Quizás la Junta Directiva que quiere destituirlo debería mirarse antes el ombligo y ver la mala gestión de fichajes que han realizado. ¿Fue rentable el fichaje de Gudjohnsen? ¿Y el de Maxi López? Pues si lo que quieren los culés es ganar, que fichen a Capello… y a Luciano Moggi. Si buscan buen fútbol, que dejen a Frank en paz.

Noticias relacionadas

El lado golpista del Frente Guasu

Los seguidores del cura papá Fernando Lugo acusan de golpistas a varios entes, empresas y medios con los cuales siguen vinculados

Telecinco condenada por el Tribunal Supremo por realizar publicidad encubierta

Clemente Ferrer

Empecemos a soñar con Madrid 2020

Los votantes del COI tienen un sentimiento de deuda con la candidatura española

Se acabó la Liga escocesa

Habrá que acostumbrarse a ver como el dueto Madrid-Barcelona, nuevamente, lucha por ganar la próxima Liga, mientras que los demás juegan y pelean por la “otra liga”

¿Cristiano o Messi? Y tú ¿De quién eres?

María Xosé Martínez
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris